Leer Na Jordana en QR

El código QR es un sistema que sirve para almacenar información en un código de barras bidimensional. Se trata de un desarrollo web que permite el acceso al gestor de objetos desde cualquier ordenador con conexión a internet.

Juan José Martínez Durá, director de Lissit, el laboratorio responsable del proyecto dentro del IRTIC explica que “la aplicación se ha desarrollado para dispositivos móviles Android y Apple, tanto para teléfonos, como para tablets. Es una aplicación gratuita que se puede descargar del AppleStore o de AndroidMarket. Esta aplicación permite al usuario traducir la cartelería, escuchar la audio-guía y conocer el camino más corto de llegada a Na Jordana desde su posición hasta la falla siguiendo un trayecto andando.

La finalidad de la colaboración entre el Instituto IRTIC y Na Jordana es valorar si la disposición de información al público en su idioma o de contenidos adicionales es un elemento de valor añadido al mundo de las fallas.

Por otra parte, el sistema se ha diseñado con el objetivo de extenderlo a otras comisiones o a otras áreas, como por ejemplo museos o ferias. Es decir, lugares dónde se pueda ofrecer información de forma fácil en varios idiomas y sin límites de espacio.


El Instituto de Robótica ofrece una aplicación para obtener información adicional sobre la falla
Los visitantes podrán acceder a la cartelería en varios idiomas y optar por escucharlos

http://ccaa.elpais.com/

Una severa mirada de Leonardo da Vinci preside la falla de Na Jornada. / CARLES FRANCES

El Instituto de Robótica y Tecnologías de la Información y las Comunicaiones (Irtic) de la Universitat de València (UV) ha desarrollado para la Falla Na Jordana una aplicación gratuita para dispositivos móviles que permite la lectura de la cartelería de la falla en varios idiomas y que ofrece al público visitante contenidos adicionales, una audio-guía y un mapa para llegar a la falla andando, ha informado la institución académica.

La aplicación para móviles utiliza la identificación de códigos QR. Este proyecto, denominado Entiende las Fallas, permitirá que los visitantes al monumento puedan acceder a los textos de la cartelería en valenciano,castellano e inglés; a explicaciones e imágenes adicionales sobre las escenas; y a la audición de los contenidos, facilitando así el acceso a la información de las personas con dificultades visuales, han detallado las mismas fuentes en un comunicado. Leer más “Leer Na Jordana en QR”

¿Fidelización o exclavos del compromiso?

Sí es un tema recurrente, trillado, la fidelización, pero sean tan amables de dejarme decir unas pocas palabras sobre ello, creo que les puede interesar, al fin y al cabo es el colectivo que mas rentabilidad nos genera. Convendrán conmigo que la necesidad que tenemos en estos tiempos de fidelizar a nuestros clientes se convierte en un objetivo no solo prioritario, sino estratégico. Está demostrado que un cliente fidelizado, es más rentable, se le conoce mejor y sobretodo es un activo de la empresa que genera un alto porcentaje de nuestra rentabilidad. Pero también podemos decir que el ratio de clientes fieles es un dato que nos indica cuantos clientes se sienten satisfechos con nuestras prácticas, y tendencia de este dato, si cada vez lo hacemos mejor o por el contrario se sienten mejor en otros “brazos”.

Estamos viendo en la práctica diaria de acciones empresariales a muchas compañías que intensifican su trabajo en pos de conseguir más clientes fieles. Esto, sin duda es digno de alabar, y seguro que generará buenos resultados, sin embargo, creo que en la “bolsa” de la fidelización se están metiendo acciones, conceptos y métricas que no se corresponden con la fidelización como tal, o al menos como aquella fidelización a la que hacemos mención en cuanto a su rentabilidad.


por Rafael Cera
http://www.puromarketing.com

________

Español: Caracteristicas Arquitectura Cliente ...

Sí es un tema recurrente, trillado, la fidelización, pero sean tan amables de dejarme decir unas pocas palabras sobre ello, creo que les puede interesar, al fin y al cabo es el colectivo que mas rentabilidad nos genera. Convendrán conmigo que la necesidad que tenemos en estos tiempos de fidelizar a nuestros clientes  se convierte en un objetivo no solo prioritario, sino estratégico. Está demostrado que un cliente fidelizado, es más rentable, se le conoce mejor y sobretodo es un activo de la empresa que genera un alto porcentaje de nuestra rentabilidad.

Pero también podemos decir que el ratio de clientes fieles es un dato que nos indica cuantos clientes se sienten satisfechos con nuestras prácticas, y  tendencia de este dato, si cada vez lo hacemos mejor o por el contrario se sienten mejor en otros “brazos”.

Estamos viendo en la práctica diaria de acciones empresariales a muchas compañías que intensifican su trabajo en pos de conseguir más clientes fieles. Esto, sin duda es digno de alabar, y seguro que generará buenos resultados, sin embargo, creo que en la “bolsa” de la fidelización se están metiendo acciones, conceptos y métricas que no se corresponden con la fidelización como tal, o al menos como aquella fidelización a la que hacemos mención en cuanto a su rentabilidad.

Es muy importante definir que es la fidelización en una empresa y probablemente habrá tantas formas de entenderlas como organizaciones, algunos dicen que la fidelización es hacer amigos, otros dicen que el cliente que me compra más de una vez, otro comentan que son los clientes que hablan bien de nosotros, yo le comento la que siempre mantengo y traslado a mis clientes, fidelización es la cantidad (tasa) de clientes que repiten de manera a voluntaria compra en mi empresa.

Es decir, cuantificaremos como cliente fiel aquel que nos vuelve a comprar, que esta compra la realiza de manera voluntaria y que la decisión de compra se realiza por confianza en nuestros comportamientos y acciones comerciales. Esto es un cliente fiel, por lo tanto los ratios de fidelización que me muestran muchas empresas no se corresponden con esta descripción, y es que aprenderemos muy poco de los clientes si simplemente vemos cuantas veces viene a nuestra empresa a comprar, por lo tanto los amigos son amigos y no tiene porque hacernos rentables, y los que nos compren contra su voluntad no son fieles son obligados y por lo tanto vuelven porque somos su opción impuesta. Leer más “¿Fidelización o exclavos del compromiso?”

En el Ojo Ajeno: Mi mujer es infiel por definición

Es incapaz de demostrar la más minima lealtad o vinculación. Creo que lo hace para no sentir ataduras, no quiere comprometerse ni sentirse manejada. No sabría decir exactamente cuando empezó. Reparé en ello hace algo más de dos años… pero seguro que ha sido así desde el principio.

Estoy hablando, naturalmente, de esa manía suya de cambiar de champú y de gel prácticamente cada semana. No está en su ADN mostrar preferencia por ninguno.

Lo curioso es que sólo le ocurre en esta categoría de productos. Para el resto de cosas es razonablemente permeable al influjo de las marcas. Y hasta se declara Mercadonafílica a muerte. Pero en esta parcela concreta no hemos dado aún con el lazo afectivo o racional que desencadene la relación de marca.

La cosa no es trascendental, ni muy grave, lo sé. Yo tampoco sabría decir si mi pelo es más fosco una semana o más sedoso la siguiente, pero creo que para algún marcólogo tendrá su interés.

Esto me lleva a hacer una doble reflexión: ¿Cuántos miles de marcas, variedades, colores o fórmulas han podido comercializarse en este tiempo para que yo no haya repetido ni una santa vez? Y la segunda, como decía aquel anuncio… ¿a qué huele mi familia? [Más…]

Recuerdo que pasamos una temporada revival de Geniol y otra en que nos permitimos el bote marrón de La Toja Dermo. También nos hizo gracia revivir el Moussel de Legrain. Pero últimamente estamos en plena fase marca blanca y es un sinvivir. Cada 15 días olemos distinto. Creo que ni siquiera nuestra perra ha desarrollado un recuerdo olfativo de la familia, y como la pobre ya no ve muy bien, cualquier día se nos va detrás de los vecinos, que son de Vidal Sassoon de toda la vida.

Hablando de familias, los Herbal Essences tuvieron su momento, recuerdo varios colores, hierbas flores, todo muy primaveral… Y los Sanex, tan top of mind ellos, ni recuerdo haberlos usado, pero estadísticamente estoy seguro que al menos habrán caído un par de ellos.


por Enrique Tellechea

Champoo

Es incapaz de demostrar la más minima lealtad o vinculación. Creo que lo hace para no sentir ataduras, no quiere comprometerse ni sentirse manejada. No sabría decir exactamente cuando empezó. Reparé en ello hace algo más de dos años… pero seguro que ha sido así desde el principio.

Estoy hablando, naturalmente, de esa manía suya de cambiar de champú y de gel prácticamente cada semana. No está en su ADN mostrar preferencia por ninguno.

Lo curioso es que sólo le ocurre en esta categoría de productos. Para el resto de cosas es razonablemente permeable al influjo de las marcas. Y hasta se declara Mercadonafílica a muerte. Pero en esta parcela concreta no hemos dado aún con el lazo afectivo o racional que desencadene la relación de marca.

La cosa no es trascendental, ni muy grave, lo sé. Yo tampoco sabría decir si mi pelo es más fosco una semana o más sedoso la siguiente, pero creo que para algún marcólogo tendrá su interés.

Esto me lleva a hacer una doble reflexión: ¿Cuántos miles de marcas, variedades, colores o fórmulas han podido comercializarse en este tiempo para que yo no haya repetido ni una santa vez? Y la segunda, como decía aquel anuncio… ¿a qué huele mi familia? Leer más “En el Ojo Ajeno: Mi mujer es infiel por definición”

DRM: o lo matas, o te mata a ti

Si decides, que seguramente no deberías, usar DRM, este tendría que ser sutil, casi imperceptible. Precisamente, lo que hay que hacer es plantear una experiencia más sencilla: vas a una página, encuentras el libro que buscas, lo descargas, lo pagas, y lo lees. El posicionamiento en precio debería ser suficientemente barato como para que no compensase pasar el trabajo de buscarlo en otro sitio. Que te incrementen el número de pasos percibidos que tienes que dar para conseguir un libro es malo, que te obliguen a instalarte programas para leerlo también lo es, y que te planteen problemas de incompatibilidad, ni te cuento. Ahora es el momento de crear un mercado para el libro electrónico. Si no se hace, después vendrá, como se suele decir, el llanto y crujir de dientes cuando se pretenda detener aquello que se contribuyó involuntariamente a crear y que, seguramente, ya no puede ser detenido.


En estos días se ha hablado bastante de Libranda y de sus características, en la mayor parte de los casos en términos muy poco elogiosos. Hay hasta especulaciones sobre si lo que Libranda pretendía, en realidad, era no vender libros.

Algunas de las críticas se centran, debido a un error de posicionamiento de la propia Libranda, en atacar la escasa idoneidad de la plataforma de cara al cliente final, lo que supone un error conceptual: por mucho que su confuso marketing, posicionamiento y diseño lleven a pensar, Libranda no es ni pretende ser una plataforma de venta de libros al cliente final. La idea es mucho más alambicada: se trata de una plataforma para uso de las librerías, un catálogo para que aquellas empresas que decidan vender libros en la red puedan ver el catálogo de las principales editoriales en lengua española y catalana, e incorporar las obras a sus tiendas. Puesto así, lo que cabe plantearse es la razón por la que una iniciativa así tiene una página abierta al público: no solo no le hace ninguna falta (debería ser una plataforma cerrada para que accedan con la adecuada clave los responsables de compras de las librerías), sino que además, confunde. Lleva a un hipotético lector a buscar el libro que quiere, le plantea un absurdo botón de compra, pero le lleva a una tienda donde tiene que volver a realizar la búsqueda para conseguir comprar. Leer más “DRM: o lo matas, o te mata a ti”

101 reglas de comportamiento en la Web 2.0 (3)

¿Amenaza la Web 2.0 con echar a perder nuestros modales? Al parece sí, o al menos así lo aseguran algunos expertos. Por este motivo, Deutsche Telekom acaba de presentar un catálogo con 101 reglas de etiqueta para comportarse adecuadamente en la nueva era digital:

41. En casas extrañas evitar hacer llamadas telefónicas demasiado largas y disculparse siempre por los malos modales.

43. Evitar juguetear constantemente con el móvil en presencia de otras personas.

44. No llamar por teléfono móvil desde baños públicos. Ciertos sonidos desvelarán a nuestro interlocutor dónde nos encontramos en realidad.

45. En los restaurantes, colocar siempre el móvil con la pantalla hacia abajo sobre la mesa y, una vez servido el primer plato, guardarlo en el bolsillo.


¿Amenaza la Web 2.0 con echar a perder nuestros modales? Al parece sí, o al menos así lo aseguran algunos expertos. Por este motivo, Deutsche Telekom acaba de presentar un catálogo con 101 reglas de etiqueta para comportarse adecuadamente en la nueva era digital:

41. En casas extrañas evitar hacer llamadas telefónicas demasiado largas y disculparse siempre por los malos modales. Leer más “101 reglas de comportamiento en la Web 2.0 (3)”

En el ojo ajeno: Este post sólo se podrá leer en los próximos 4 minutos, 3, 2 … | Yorokobu


99cents

Ayer me acerqué a preguntar tarifas a un gimnasio..y oh casualidad!, justo hoy y mañana tienen una super-oferta, quizás la más agresiva que han hecho hasta ahora…que gran oportunidad! Nada más pagar vi que la oferta era idéntica a la de un cartel que alguien debería haber quitado porque en teoría había acabado hacía meses. ¡Maldición, – pensé – he vuelto a caer en las técnicas de la venta por impulso…!

Mi admirado Ramiro, la voz de publipunto, también insiste en que excepcionalmente y sólo para las primeras 50 unidades del GPS Litom Go (cada vez que lo oigo me viene la cancioncilla ochentena) y que se identifiquen como oyentes de este programa, tendrán un descuento especial del 40.000.000 %. ¡ Y justo me pilla conduciendo..necesito parar y llamar…!!!

Mítico el “sólo hasta fin de mes” de Citroen que estuvo… ¿cuántos? ¿164 meses con la misma oferta-coletilla? Pero quizás por eso fue líder de ventas tanto tiempo…

Y es que a pesar de aleccionar a la humanidad sobre lo perverso de la compra impulsiva, lo burdo funciona. El impulso, la oportunidad, el tiempo limitado, la excepcionalidad es la cerilla que necesita el bidón de gasolina.

En frío, yo, como siempre, tiraré de libro para cuestionarme si algunas marcas pueden permitírselo. Pero es que así esta configurado el cerebro humano: acción – reacción. Si se tiene hambre, se come; si se siente alguna carencia, se satisface… y solo dependerá de la habilidad del vendedor/anunciante para que no parezca una trampa tan obvia que insulte el intelecto del comprador.

Así que mientras cuele, hagamos que todo el mundo note que necesite en este preciso instante un cacharro que exprime hasta el jugo de un mazapán, o unos cuchillos que cortan clavos, porque ¿quien no ha necesitado alguna vez cortar un clavo con los cuchillos de cocina?

Es tan evidente que funciona como que los precios acaben en 999 y parezcan más baratos. Eso ya es patrimonio de la humanidad.

Y ahora que vamos despacio vamos a contar verdades… ¿quién no ha sucumbido alguna vez? Yo, una madrugada de televisión y patatas fritas, me compré un gira tutto y por ahí andará… que antes de que Macaco le hiciera una canción, era un cacharro para girar la tele, cuando las teles eran como lavadoras pero negras.

http://www.yorokobu.es/2010/04/22/en-el-ojo-ajeno-este-post-solo-se-podra-leer-en-los-proximos-4-minutos-3-2/

Reblog this post [with Zemanta]

IKEA, ¿La gallina de los huevos de oro?


IKEA, una multinacional del mueble ¿respetada? y ¿que respeta los derechos de los trabajadores?

La decisión de la multinacional Ikea de convertirse en promotora de centros comerciales –a través de una empresa llamada InterIkea- está levantando una buena polvareda de reacciones en las últimas semanas.

Efectivamente, ésta y otras razones –protestas de las distintas asociaciones de comerciantes y fabricantes de muebles, la bajada de ventas, etc.- están complicando su relación con las administraciones regionales, obligándoles a replantarse varios de los proyectos que tenían en tramitación en España.

El momento no puede ser, por otro lado, más delicado para el sector de la fabricación y distribución del mueble en toda España, que está sufriendo el parón de ventas con gran dureza.

A tenor de estas informaciones, hay que estudiar cuáles son los pros y los contras de las instalaciones de grandes superficies comerciales de estas características.

El sector empresarial del mueble español, las telas para el hogar, los complementos de decoración, la iluminación, etc. está constituido por una pléyade de pequeñas y medianas empresas y debemos analizar, con sentido de la responsabilidad, el impacto socio-económico que se produce en nuestro tejido productivo.

El mito de la “creación de empleo  y riqueza” de Ikea.

En el argumentario de la multinacional sueca para lograr sus implantaciones con mayor facilidad sobresale el mito de la “creación de empleo”.

La horquilla de contrataciones viene estando entre los 200 y 450 empleados, dependiendo de la envergadura del centro. Bien es cierto que no todos son empleos a jornada completa, y que en el caso de contabilizarlos como tales estaríamos hablando de 100 a 200 personas.

Pero a continuación, tendríamos que  preguntarnos cuál es la destrucción de empleo que se provoca en la zona de implantación, tanto en la producción como en la distribución, servicios auxiliares, etc. En definitiva, ¿cuál es la “tasa de cobertura” en términos de creación/ destrucción de empleo?

Desde el lado estadístico, sería difícil dar cifras de la reducción de empleos que se provoca, porque los ceses de actividad y los despidos en las pequeñas empresas ni salen en los periódicos, ni coinciden en el tiempo, son ligeros movimientos sísmicos que no se registran en los grandes aparatos de medida del empleo, pero existen.

Y hablando de creación de empleo, en los últimos diez  meses Ikea ha recortado cerca de 5.000 puestos de trabajo, y reconocía que en los próximos meses podría realizar nuevos ajustes, según una información que recoge el periódico Cinco Días (martes, 14 de julio).

El argumento de la “creación de riqueza” es cierto sí, pero para Ikea, que obtiene siempre, al cabo de unos años, una revalorización astronómica de los terrenos. Es sabido que los proyectos de creación de grandes Centros  Comerciales son, primero que todo, operaciones financieras a medio y largo plazo.

Su base está en la explotación vía alquileres de los locales comerciales y, sobre todo, en la revalorización inmobiliaria de los terrenos en los que se asienta el centro y, también, en la venta o alquiler de las zonas anexas para otros usos (de hostelería, de vivienda, de servicios, etc.).

Es por ello que a los hipermercados y grandes superficies como Ikea, que se constituyen como las “locomotoras” de los centros comerciales, los promotores les dan siempre la posibilidad de comprar y no de alquilar – que es el caso de los pequeños comercios-. Así que, no hay nada de altruismo en la pretendida creación de riqueza.

Por otro lado, las empresas multinacionales consolidan balances en función de sus intereses de grupo y obligaciones fiscales. Cada país, dentro de la Unión Europea, observa tratamientos diferentes de fiscalidad, por lo que éstas tienen más posibilidades de “intercambiar” beneficios/pérdidas, según convenga.

En cualquier caso, no esperemos que los rendimientos del capital se queden aquí, o que las decisiones trascendentales tengan otro lugar que no sea su lugar de origen.

El marketing social de Ikea bajo sospecha.

Una de las banderas de la comunicación de la multinacional es lo que se conoce como “marketing social” o, también, como “marketing con causa”.

Entre otras variantes, una de ellas consiste en colaborar con comunidades desfavorecidas en países pobres de Asia o de África, estimulando las manufacturas autóctonas, utilizando materia prima infraexplotada, etc.
Hasta aquí todo muy bien, pero ya el pasado año aparecieron en la prensa mundial numerosas denuncias y la multinacional tuvo que salir al paso.

Concretamente, la Agencia Europa Press, remitía una nota en la que manifestaba que INTERMON OXFAM BÉLGICA había puesto en marcha una campaña en aquel país bajo el lema “Un modelo a desmontar”, en donde acusaba a Ikea de explotar a sus trabajadores en India, denunciando horarios de explotación.

El informe de INTERMON, bastante crítico, aludía a la imagen bien construida de la multinacional como empresa familiar, respetuosa con el medio ambiente… y señalaba – literalmente- “las serias grietas que se habían abierto en los últimos años”, en los que la compañía sueca…”ha explotado a menores en los países del Sur y ha trabajado con productos contaminantes”.

Ikea aseguró que paga los salarios que fija la ley de cada país y que cumple con las jornadas laborales y el mínimo de edad exigido para los trabajadores.

Los regalos de Ikea al sector del mueble español

Uno de los compromisos que asume la multinacional, en el Acuerdo-Carta de intenciones firmado con las patronales del mueble, es el de garantizar a las empresas del sector el ser suministradores de Ikea, de tal forma que se paliara un poco la situación de competencia con firmas de otros países.

Algo difícil de asegurar conociendo la política de aprovisionamiento de Ikea, muy centrada en países de bajo coste de mano de obra y derechos sociales en precario.

El otro “regalo” es, textualmente: “…  la realización de estudios y proyectos dirigidos a reducir el impacto de las nuevas fórmulas comerciales y la dinamización de la actividad comercial del área de influencia”. Algo que, además de no tener un contenido tangible, reconoce implícitamente que se van a producir daños colaterales de “impacto” en la actividad comercial presente.

Porque no olvidemos que Ikea logra su “valor añadido” en la deslocalización y globalización de sus producciones en países de bajo coste de mano de obra, y si tiene que encargar algo a los fabricantes españoles del mueble será por cuestión de pura diplomacia comercial.

Nosotros estamos en otra guerra: la de conseguir “valor añadido” con diseño y calidad en nuestros productos, la de aplicar tecnología punta e innovación en nuestros procesos de producción, la de mejorar precios, servicios, profesionalidad de nuestros comerciales y atractivo en nuestras tiendas para beneficio del consumidor, la de hacer verdaderamente competitiva y vendedora la “marca país” del mueble español.

¿Hay sitio para Ikea, hoy?

Es conocido que los españoles somos excesivamente permeables a la aceptación de productos extranjeros. Parece que todo lo que viene de fuera es mejor.

Pero no podemos decir que los artículos españoles corran la misma suerte en otros mercados. ¿Cuánto tiempo le ha llevado al jamón español entrar -todavía con grandes precauciones y reservas- en mercados como Japón o Estados Unidos? Y estamos hablando de un producto único, de una calidad  gastronómica excepcional.

A los productos españoles les están imponiendo dificultades administrativas todos los días, como forma de frenar su entrada en otros países, porque hay en éstos colectivos o sectores que se ven perjudicados. Son las reglas del juego, y una manera solapada de practicar hoy el proteccionismo por parte de los estados.

¿Por qué nosotros tenemos que dar la bienvenida sin más a un proyecto foráneo, sin hacer estudios de impacto sobre nuestra economía?

Por tanto, antes de tomar una decisión debemos promover un debate entre los diferentes protagonistas, porque hay muchas familias y colectivos implicados.

El sector del mueble de hogar, decoración, accesorios, etc. es un sector ampliamente representado en España y tiene un peso relevante en su PIB, a lo que hay que añadir la importancia de la industria auxiliar del mueble y la madera, y los servicios que comportan: montaje, transporte, embalajes, seguros, financieras… Hay que ver qué perdemos de nuestro tejido productivo y qué ganamos con la implantación de un proyecto así. Esto no es abrir una peluquería más.

La fabricación del mueble de hogar y todo lo que comporta, así como su propia distribución, están sufriendo en España una reconversión sin precedentes, con cientos de fábricas y tiendas cerradas a lo largo y ancho del país.

Hay un exceso de capacidad productiva y un exceso de oferta. Igualmente ocurre con el número de centros comerciales en funcionamiento, hay una saturación manifiesta en la mayoría de las zonas de alta densidad comercial, un exceso de metros cuadrados de superficie de venta que no aconsejan, ciertamente, la entrada de ningún operador más.

¿Hay sitio para IKEA, hoy?

http://winred.com/estrategias/ikea-la-gallina-de-los-huevos-de-oro/gmx-niv102-con15130.htm

Reblog this post [with Zemanta]