Servicio de Internet “dice cosas” de un país: ¿Por qué la Argentina se “durmió” en el ranking de velocidad, calidad y precio?


Chile, Brasil, México e incluso Uruguay y hasta las islas Malvinas ya le ganan al mercado local en cuanto rendimiento de la red. También quedó rezagada en lo que se refiere a ancho de banda ofrecido o en el tiempo que tarda en subirse o bajarse un archivo de la web. Radiografía regional

Por Patricio Eleisegui

La irrupción de nuevas tecnologías no deja de ser noticia cada día.

Y es en este contexto en el que cobra protagonismo la desaceleración en el crecimiento de lainfraestructura básica, que es la que debe soportar los servicios que se ofrecen en la Argentina.

Esta situación afecta a prestaciones de distinto tipo, desde el tan promocionado “triple play”(que combina televisión, telefonía e Internet) hasta la simple provisión de acceso a la web.
A diferencia de lo que sucede en otras naciones, el ritmo de expansión en la Argentina viene lento o, cuanto menos, no crece como debería para soportar los avances tecnológicos, ofrecer una mejor prestación y un mayor ancho de banda.

Por ejemplo, los servicios de Internet que se comercializan a nivel local muestran en relación con Chile, Brasil y Uruguay una calidad y un rendimiento muy inferiores

Más aun. La conectividad local presenta velocidades máximas que colocan a la Argentina detrás de un pelotón de naciones como Guatemala y Jamaica, o de territorios como Trinidad y Tobago, incluso de zonas como las Islas Malvinas.

En paralelo, y pese al crecimiento económico que cosechó la Argentina en los últimos años, los usuarios locales -quizá por un tema de no incurrir en mayores costos– también parecen darle la espalda al consumo de una conectividad de mayor velocidad.

En efecto, en el “ranking de uso de megas” el mercado local muestra un promedio que se ubica por debajo del de naciones de Centroamérica, el Cono Sur y el Caribe.

De acuerdo con reportes de consultoras especializadas, como Akamai, en Argentina elpromedio de conexión contratada es de 2,2 (Mbps) por debajo de México (2,8) y Colombia (2,7).

Hasta resulta inferior al de Estados como Granada, Panamá o Bahamas, por citar algunos casos “exóticos”, que ostentan un consumo promedio por encima de los 2,7 Mbps (y picos de 3,2 Mbps).

Otro aspecto que tampoco habla bien del mercado de Internet en la Argentina está vinculado con el precio al que se comercializa el acceso a la red (u$s15,6 por mega, en promedio), según datos que se desprenden de una reciente medición del Observatorio Regional de Banda Ancha de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (CEPAL).

Ver Infografía
Banda ancha: en el país, más lenta y cara

Ecuador, El Salvador, Costa Rica, México, Panamá y Chile, por citar algunos casos, ofrecen este servicio a tarifas más baratas, del orden de los u$s15 por mega.

Incluso en Uruguay (u$s12,3) resulta más económico, pese a contar con un tendido de fibra óptica mucho menor y una oferta de empresas proveedoras sumamente acotada.

Un país de baja calidad  >>>>  Leer más “Servicio de Internet “dice cosas” de un país: ¿Por qué la Argentina se “durmió” en el ranking de velocidad, calidad y precio?”

Team Coordination Is Key in Businesses

By: Dan Heath and Chip Heath
147-next-46-strategy-MadeToStick-1

Photograph by AFP/Getty Images
Dan Heath and Chip Heath explain why we tend to neglect coordination — and suggest how to fix it.

At the 2008 Beijing Olympics, the American men’s 4×100 relay team was a strong medal contender. During the four previous Games, the American men had medaled every time. The qualifying heats in 2008 — the first step on the road to gold — should have been a cakewalk.

On the third leg of the race, the U.S.A.’s Darvis Patton was running neck and neck with a runner from Trinidad and Tobago. Patton rounded the final turn, approaching anchorman Tyson Gay, who was picking up speed to match Patton. Patton extended the baton, Gay reached back, and the baton hit his palm.

Then, somehow, it fell. The team was disqualified. It was a humiliating early defeat. Stranger still, about a half-hour later, the U.S.A. women’s team was disqualified too — for a baton drop at the same point in the race. (Freaked out by the trend, the U.S.A.’s rhythmic gymnasts kept an extra-tight grip on their ribbons.)


By: Dan Heath and Chip Heath

147-next-46-strategy-MadeToStick-1Photograph by AFP/Getty Images

Dan Heath and Chip Heath explain why we tend to neglect coordination — and suggest how to fix it.

At the 2008 Beijing Olympics, the American men’s 4×100 relay team was a strong medal contender. During the four previous Games, the American men had medaled every time. The qualifying heats in 2008 — the first step on the road to gold — should have been a cakewalk.

On the third leg of the race, the U.S.A.‘s Darvis Patton was running neck and neck with a runner from Trinidad and Tobago. Patton rounded the final turn, approaching anchorman Tyson Gay, who was picking up speed to match Patton. Patton extended the baton, Gay reached back, and the baton hit his palm.

Then, somehow, it fell. The team was disqualified. It was a humiliating early defeat. Stranger still, about a half-hour later, the U.S.A. women’s team was disqualified too — for a baton drop at the same point in the race. (Freaked out by the trend, the U.S.A.’s rhythmic gymnasts kept an extra-tight grip on their ribbons.) Leer más “Team Coordination Is Key in Businesses”