¿Cómo se gestiona el tiempo de aprendizaje? / titonet.com


 


Titonet

Aquellos que nos hemos dedicado a servicios profesionales entendemos que existen dos variables críticas de nuestra actividad: el tiempo que dedicamos a nuestros clientes y los ingresos que obtenemos de ellos. En función de la distribución de estas dos tipos de variables podemos analizar la rentabilidad de nuestra actividad, pero no nos permite preveer el grado de crecimiento futuro, que básicamente depende de la capacidad de una empresa de capturar aprendizaje. ¿Cómo podríamos relacionar tiempo, conocimiento y crecimiento?

Variable clave de los servicios profesionales

En general en una empresa de servicios profesionales (agencias, consultorías, asesorías…), se contabiliza la cantidad de horas dedicadas por cliente para analizar la rentabilidad por cada cliente. Pero creo que es una análisis simplista. Cualquier persona que haya trabajado en servicios profesionales, sabe que existen cuatro variables clave para el desarrollo de su actividad con un cierto éxito:

  • Contactos: para ofrecer tus servicios necesitas alguien que te escuche, que tenga menos conocimiento que tu y que esté dispuesto a pagar por ello.
  • Método: no sólo es importante saber, sino demostrarlo, y documentarlo.
  • Referencias: poder confirmar que ya has trabajado para alguna empresa haciendo un servicio igual o parecido.
  • Equipo: al tratarse servicio, implica trato entre personas, por ello disponer de un buen grupo de profesionales es fundamental.

Con estas cuatro variables completadas, ocurren las empresas asentadas se dedican a crecer a través de hacer más grande la escala (+ clientes + equipo) para sacarle mayor rendimiento al negocio. Por otro lado cuando estas cuatro variables se dan, muchos empleados de estas empresas, deciden salirse de la empresa y crear su propio negocio de servicios profesionales.


El conocimiento se basa en a qué dedicas tu tiempo

De entre estas 4 variables la que me parece crítica es la del método. Es decir: el conocimiento que vas a revender, ¿De dónde lo saca una organización?  ¿Cuanto se dedica a incrementar el método y el conocimiento en las empresas? Si lo enfocamos desde la perspectiva del tiempo invertido por sus trabajadores tiene tres posibilidades:

  1. Tiempo explotación: tiempo destinado a sacarle provecho del conocimiento de la organización. El conocimiento existe, lo único que hacemos es “adaptarlo” a las necesidades de otros clientes. Se trata de un tiempo de explotación ya que rentabilizamos un conocimiento adquirido.
  2. Tiempo resolución: espacio destinado al desarrollo nuevo conocimiento centrado en la resolución de problemas de los clientes. No siempre los clientes quieren lo mismo o nos encontramos preguntas nuevas. El tiempo destinado estos nuevos retos, se amortiza con la “reventa” a otros clientes.
  3. Tiempo investigación: número de horas destinadas al trabajo no asociado a clientes y referente a formar al equipo en otras materias, relacionadas o no con la actividad. Me refiero a tiempo de buscar nuevas cosas por Internet, leer libros o ebooks o probar nuevas herramientas.

Queda claro que si una empresa quiere tener un recorrido en el tiempo debe de balancear los tiempos de su equipos no sólo A QUIEN (clientes/proyectos) lo destinan, sino también EN QUÉ(aprendizaje) se destina. Leer más “¿Cómo se gestiona el tiempo de aprendizaje? / titonet.com”

Esas cosas imposibles que la gente se empeña en conseguir aunque ya se sepa que es imposible


Cooking Ideas – un blog para alimentar tu mente de ideas

  • Por 
    Muy artículo en particular si eres de esos tipos empedernidos que buscan conseguir las cosas su cuenta

A muchos seres humanos no les gana a cabezones nadie. Una buena muestra de ello son aquellos que persiguen lo imposible, entendido como tal lo que es matemática o físicamente imposible. Y es que tal vez la fama o la búsqueda de los hallazgos épicos –por no hablar del simple y llano desconocimiento de la ciencia– son una gran motivación para gente con mucho tiempo libre.

Aquí van un par de esas tareas imposibles que la gente se empeña en perseguir inútilmente, en algunos casos desde hace milenios:

1. La cuadratura del círculo: ¿Se puede, utilizando sólo regla y compás, dibujar un cuadrado que tenga la misma superficie que un círculo dado? Con una regla infinitamente precisa la cuestión sería casi trivial pero… ¿Sólo con regla y compás? Los griegos, que de geometría sabían mucho, persiguieron esta cuestión imaginando que habría algún enrevesado para resolverlo, pero sin hallarlo – y eso a pesar de que problemas similares o aparentemente más complejos sí que tenían solución. Como nadie conseguían dar tampoco con una demostración de que la operación fuera imposible, durante siglos un montón de matemáticos se entregaron en cuerpo y alma a la cuestión.

En el fondo el problema tiene que ver con la naturaleza del número pi: dada la infinitud de sus decimales (matemáticamente, se denomina un número trascendental) es imposibleafinar tanto como para construir algo igual de preciso, en este caso un cuadrado equivalente en superficie. En la práctica basta utilizar una aproximación razonable para pi (como 22/7 o 355/113) para dar con un resultado humanamente adecuado. Pero, científicamente, hubo que esperar a finales del siglo XIX a que el matemático Ferdinand Lindemann demostrara la transcendencia de pi para zanjar la cuestión: pi era un número transcendente y la construcción exacta según el enunciado del problema era imposible.

¿Y qué sucedió después? A pesar de que haber demostrado que el problema era tan imposible como que al sumar 2+2 el resultado fuera 5, muchas almas ingenuas siguieron durante todo el siglo XX buscando una solución. Algunas no sabían que ya se había demostrado que era imposible; otras hicieron oídos sordos y siguieron encabezonadas. De hecho todavía hoy en día muchos profesores reciben «demostraciones» sin mucho rigor de gente sin grandes conocimientos pretendiendo haber resuelto el problema. ¿Qué hacer con todo ese papel? La tradición dice que lo mejor es entregar las «demostraciones» a los estudiantes de primer curso para que encuentren «dónde está el fallo», respondan a los autores y se apunten unos puntos extra.

2. El movimiento perpetuo. ¿Has visto alguna vez una de esas máquinas que se mueven sin parar, con bolitas, imanes, agua, movimientos pendulares, giratorios o giroscópicos, que parecen no pararse nunca? Todas ellas son simples juguetes o simulacros de móviles perpetuos, una categoría en la que se encuadran aparatos de todo tipo que parecen moverse sin fin y sin energía que los impulse, salvo quizá para la puesta en marcha. Leer más “Esas cosas imposibles que la gente se empeña en conseguir aunque ya se sepa que es imposible”

¿Qué significa IM?


http://messenger.es

Lo cierto es que esta semana hemos comenzado con una serie de definiciones en el mundo de la mensajería instantánea que les hemos dicho íbamos a continuar a lo largo de estos días entremezclándolas como siempre con la información de actualidad del sector, así como a las nuevas aplicaciones de mensajería dedicadas. Así que hoy vamos a descubrir qué significa IM.

¿Qué significa IM?

Muchos lo habrán visto en los propios nombres de muchas apps, otros en las páginas que hablan de la mensajería en inglés, pero de seguro que aún hay alguno que no sabe que significan las siglas IM. Y la verdad es que es muy sencillo, porque IM significa exactamente Mensajería instantánea, nada más. ¿A qué se han quedado a cuadros? Bueno en realidad es Instant Messenger por sus siglas en inglés.

Leer más “¿Qué significa IM?”