La nueva comunicación | marketingcomunidad.com


marketingcomunidad.comHace poco tuve la ocasión de compartir con más de doscientos profesionales del sector de la comunicación en Canarias un interesante debate sobre el futuro de la comunicación. Sebastián Muriel (Tuenti) y yo posteriormente, dimos cada uno nuestra visión y las claves principales para entender lo que anunciantes, agencias y medios de comunicación hemos de hacer en este sector para tener un buen futuro.

Una buena iniciativa del Grupo Las Iniciativas, liderado por Eladio Bombín y que tanto hace falta en el sector para debatir abiertamente las claves del mismo.
En mi conferencia traté sobre todo de hacer pensar a la gente sobre la necesidad de cambiar muchos paradigmas, hoy caducos e inválidos, que son los que impiden que la gente con ganas y visión de futuro tenga posibilidades de salir adelante.Por los comentarios en Twitter parece que conseguí mover profundas convicciones de la cabeza de la gente, y sobre todo, dar ánimos y mucho optimismo a todos los profesionales de la comunicación que, cuando se ven como simples publicitarios se ven languidecer, pero cuando se miran como profesionales de la comunicación, capaces de ayudar con su talento y sus ideas a las empresas que lo necesitan para resolver sus problemas, la cosa cambia radicalmente.

Compartí también con ellos mi visión de como gestionar con éxito la comunicación hoy en día: el marketing sistémico. Que se resume en cuatro grandes líneas:

  1. Obsesión por conectar cada pequeña acción que se hace con los objetivos del negocio de la empresa que paga y pide las ideas.
  2. Necesidad absoluta de poner una estrategia sólida antes de emprender cualquier acción táctica.
  3. Conocer a las personas como seres humanos, entender como funcionan para ser capaces de influir en sus percepciones, y por tanto en sus comportamientos.
  4. Y tener una visión abierta, holística de la comunicación, para ser capaces de usar de manera integrada y coherente los infinitos canales posibles para mandar los mensajes a la gente. Leer más “La nueva comunicación | marketingcomunidad.com”

Publicidad en Digital Signage y Marketing Digital Crossmedia

La comunicación digital integral es posible cuando todos los medios convergen en el digital signage.

El digital signage es el resultado de la evolución en la comunicación exterior (publicidad exterior) y en la publicidad en el punto de venta (PLV), hacia una transformación digital. Esta revolución ha llevado a la utilización de sistemas como pantallas, tótems táctiles, proyectores y otras tecnologías para comunicar con el público en retail y en la calle.

El digital signage es la evolución de la comunicación exterior (publicidad exterior) y la publicidad en el punto de venta (PLV). Podríamos realizar definiciones técnicas y complejas, pero creo que coincidiremos si lo resumimos en: el digital signage es un medio de comunicación en el punto de venta y en lugares públicos a través de dispositivos de emisión de contenidos digitales, como pantallas, proyectores, tótems o paneles táctiles.

El alto desarrollo de medios digitales como Internet y el móvil están obligando a una especialización en medios que sufren un consumo “en cualquier momento”. Por este motivo, medirlos y desarrollar estrategias específicas se vuelve clave: evaluar los planes de medios desde la perspectiva del consumidor y segmentar muy bien. Es necesario llegar a comunicar a “perfiles específicos de clientes“, lo que obliga a crear estrategias digitales crossmedia.

Esta conclusiones no pasan inadvertidas para el digital signage, que forma parte de ese abanico de medios digitales e integra gran parte de ellos en estrategias publicitarias conjuntas, ya que ningún medio es un todo por sí solo. Las estrategias crossmedia permitirán, en los próximos años,, una notable mejora en la inversión publicitaria en digital signage.


por Roi Iglesias

La comunicación digital integral es posible cuando todos los medios convergen en el digital signage.

El digital signage es el resultado de la evolución en la comunicación exterior (publicidad exterior) y en la publicidad en el punto de venta (PLV), hacia una transformación digital. Esta revolución ha llevado a la utilización de sistemas como pantallas, tótems táctiles, proyectores y otras tecnologías para comunicar con el público en retail y en la calle.

El digital signage es la evolución de la comunicación exterior (publicidad exterior) y la publicidad en el punto de venta (PLV). Podríamos realizar definiciones técnicas y complejas, pero creo que coincidiremos si lo resumimos en: el digital signage es un medio de comunicación en el punto de venta y en lugares públicos a través de dispositivos de emisión de contenidos digitales, como pantallas, proyectores, tótems o paneles táctiles.

El alto desarrollo de medios digitales como Internet y el móvil están obligando a una especialización en medios que sufren un consumo “en cualquier momento”. Por este motivo, medirlos y desarrollar estrategias específicas se vuelve clave: evaluar los planes de medios desde la perspectiva del consumidor y segmentar muy bien. Es necesario llegar a comunicar a “perfiles específicos de clientes“, lo que obliga a crear estrategias digitales crossmedia.

Esta conclusiones no pasan inadvertidas para el digital signage, que forma parte de ese abanico de medios digitales e integra gran parte de ellos en estrategias publicitarias conjuntas, ya que ningún medio es un todo por sí solo. Las estrategias crossmedia permitirán, en los próximos años,, una notable mejora en la inversión publicitaria en digital signage. Leer más “Publicidad en Digital Signage y Marketing Digital Crossmedia”

Valor social, un paso más hacia la segmentación de clientes

Muchos estudios demuestran la gran influencia que tienen las experiencias y valoraciones de otras personas en nuestras decisiones de compra.

Es más, las opiniones de los demás no impactan sólo en la valoración de productos y marcas por parte de los consumidores, sino también en su nivel de fidelidad a la marca (Gruen, Osmonbekov & Czaplewski).

El éxito de comunidades online de viajes como minube o tripadvisor es la prueba más palpable de que la opinión de otros conduce a la acción.

En esta línea, Forrester ha reconocido que cualquier inversión en medios sociales es una pérdida de tiempo a menos que las marcas dejen de valorar a sus clientes únicamente desde el punto de vista financiero, ignorando su faceta social.

Coherente con este planteamiento, Forrester ha creado una metodología llamada “The Social Value Scorecard” que permite evaluar el valor social de tus Clientes, para lo que recomienda dar dos pasos relativamente simples:

1. Saber qué hacen los consumidores. Aplicando herramientas como la escalera de Social Technographics y centrándose en el número y variedad de actividades realizadas por los distintos usuarios.
2. Medir cuál es el nivel de influencia de estos consumidores. No siempre es más interesante relacionarse con los clientes que más conexiones tienen. Es mejor vincular a aquellos que ejercen más influencia sobre sus contactos.

Una vez cuantificado el valor social de nuestros clientes, Forrester propone cruzarlo con la rentabilidad de nuestros Clientes, variable que muchas empresas llevan midiendo desde hace tiempo.

De este modo obtenemos la clasificación que nos permite identificar cuáles son nuestros clientes más valiosos y definir qué estrategias son más adecuadas para cada segmento. Esta es mi propuesta, adaptada del planteamiento de Forrester:

* Líderes (Alto valor social/Alta rentabilidad): desarrollar un programa de marketing personalizado basado en el reconocimiento, el valor añadido y la participación, a fin de satisfacer y potenciar sus motivaciones sociales.
* Habituales (Bajo valor social/Alta rentabilidad): Impulsar el programa de fidelización actual haciendo especial hincapié en la relevancia de los mensajes y en el poder de la comunicación como forma de servicio.
* Inquietos (Alto valor social, Baja rentabilidad): Favorecer su implicación sin invertir grandes recursos, tratando de conseguir nuevas referencias y expandir el mensaje de marca.
* Esporádicos (Bajo valor social/Baja rentabilidad): Observar su evolución y asignar los recursos mínimos hasta que cambien su comportamiento.
* Sin clasificar: Utilizar la misma estrategia que en el caso de esporádicos hasta que tengamos suficiente información para ubicarles en un segmento de valor.


por Francisco Javier Sánchez
http://www.marketingcomunidad.com/valor-social-un-paso-mas-hacia-la-segmentacion-de-clientes.html

Muchos estudios demuestran la gran influencia que tienen las experiencias y valoraciones de otras personas en nuestras decisiones de compra.

Es más, las opiniones de los demás no impactan sólo en la valoración de productos y marcas por parte de los consumidores, sino también en su nivel de fidelidad a la marca (Gruen, Osmonbekov & Czaplewski).

El éxito de comunidades online de viajes como minube o tripadvisor es la prueba más palpable de que la opinión de otros conduce a la acción.

En esta línea, Forrester ha reconocido que cualquier inversión en medios sociales es una pérdida de tiempo a menos que las marcas dejen de valorar a sus clientes únicamente desde el punto de vista financiero, ignorando su faceta social.

Coherente con este planteamiento, Forrester ha creado una metodología llamada “The Social Value Scorecard” que permite evaluar el valor social de tus Clientes, para lo que recomienda dar dos pasos relativamente simples:

  1. Saber qué hacen los consumidores. Aplicando herramientas como la escalera de Social Technographics y centrándose en el número y variedad de actividades realizadas por los distintos usuarios.
  2. Medir cuál es el nivel de influencia de estos consumidores. No siempre es más interesante relacionarse con los clientes que más conexiones tienen. Es mejor vincular a aquellos que ejercen más influencia sobre sus contactos. Leer más “Valor social, un paso más hacia la segmentación de clientes”

Intelligence Management: un enfoque de Gestión

Intelligence Management es un término que podríamos traducir literalmente como “gestión inteligente” y que hace referencia al modo de gestionar una organización o una problemática basado en el análisis de la información y la “gestión del conocimiento” para obtener el mejor resultado.

No se trata de una metodología en concreto aunque utiliza una metodología, y tampoco se trata de una aplicación informática aunque utiliza herramientas informáticas. Podríamos decir que Intelligence Management es un “enfoque” en el modelo de gestionar, dado que:

* “pone el foco” en determinados aspectos cruciales de la gestión como son el Core Business (modelo de negocio),
* las Best Practices (mejores prácticas),
* las variables y procedimientos clave,
* la sistematización de la información
* y los procesos de toma de decisiones.

Con todo ello lo que se pretende es sistematizar un modelo de gestión que permita optimizar el desempeño corporativo de la organización o de las áreas de gestión en las que se aplica.

Intelligence Management

Por hacer una breve reseña, los orígenes de Intelligence Management los encontramos en la década de los cincuenta y sesenta, cuando el Instituto Carnegie de Tecnología desarrolla unos estudios teóricos sobre la toma de decisiones en las organizaciones que fueron tomados como base por el Instituto Tecnológico de Massachusetts para desarrollar unos sistemas informáticos bajo el concepto Decisión Support System (DSS) y que como su nombre indica tenían por objeto ayudar en el proceso de toma de decisiones.

Fue a partir de 1989 cuando Howard Dresner de Gartner Group popularizó el concepto de Business Intelligence, como un paraguas bajo el cual tenían cabida una serie de conceptos y métodos a implementar en las organizaciones orientados a lograr una toma de decisiones más eficientes soportadas sobre una aplicación informática tipo DSS. Desde entonces a nuestros días, han sido numerosas las acepciones que bajo el término “Intelligence” han aparecido, si bien con el propósito de identificar una u otra solución en particular bien fuera metodológica o informática: Business Intelligence, Customer Intelligence Management System, Intelligence Competitive, Corporate Intelligence, Market Intelligence, Strategic Intelligence, etc.

Como decimos, Intelligence Management es un enfoque de gestión orientado a obtener un alto rendimiento de la gestión a nivel corporativo, para lo cual se sistematiza un modelo de gestión que se focaliza en los distintos aspectos de la gestión que son cruciales.
Core Business…


por Alberto Roca Vanaclocha
http://www.marketingcomunidad.com/intelligence-management-un-enfoque-de-gestion.html

Intelligence Management es un término que podríamos traducir literalmente como “gestión inteligente” y que hace referencia al modo de gestionar una organización o una problemática basado en el análisis de la información y la “gestión del conocimiento” para obtener el mejor resultado.

No se trata de una metodología en concreto aunque utiliza una metodología, y tampoco se trata de una aplicación informática aunque utiliza herramientas informáticas. Podríamos decir que Intelligence Management es un “enfoque” en el modelo de gestionar, dado que:

Con todo ello lo que se pretende es sistematizar un modelo de gestión que permita optimizar el desempeño corporativo de la organización o de las áreas de gestión en las que se aplica.

Intelligence Management

Por hacer una breve reseña, los orígenes de Intelligence Management los encontramos en la década de los cincuenta y sesenta, cuando el Instituto Carnegie de Tecnología desarrolla unos estudios teóricos sobre la toma de decisiones en las organizaciones que fueron tomados como base por el Instituto Tecnológico de Massachusetts para desarrollar unos sistemas informáticos bajo el concepto Decisión Support System (DSS) y que como su nombre indica tenían por objeto ayudar en el proceso de toma de decisiones.

Fue a partir de 1989 cuando Howard Dresner de Gartner Group popularizó el concepto de Business Intelligence, como un paraguas bajo el cual tenían cabida una serie de conceptos y métodos a implementar en las organizaciones orientados a lograr una toma de decisiones más eficientes soportadas sobre una aplicación informática tipo DSS. Desde entonces a nuestros días, han sido numerosas las acepciones que bajo el término “Intelligence” han aparecido, si bien con el propósito de identificar una u otra solución en particular bien fuera metodológica o informática: Business Intelligence, Customer Intelligence Management System, Intelligence Competitive, Corporate Intelligence, Market Intelligence, Strategic Intelligence, etc.

Como decimos, Intelligence Management es un enfoque de gestión orientado a obtener un alto rendimiento de la gestión a nivel corporativo, para lo cual se sistematiza un modelo de gestión que se focaliza en los distintos aspectos de la gestión que son cruciales.

Core Business… Leer más “Intelligence Management: un enfoque de Gestión”

Intelligence Management: un enfoque de Gestión

Intelligence Management es un término que podríamos traducir literalmente como “gestión inteligente” y que hace referencia al modo de gestionar una organización o una problemática basado en el análisis de la información y la “gestión del conocimiento” para obtener el mejor resultado.

No se trata de una metodología en concreto aunque utiliza una metodología, y tampoco se trata de una aplicación informática aunque utiliza herramientas informáticas. Podríamos decir que Intelligence Management es un “enfoque” en el modelo de gestionar, dado que:

* “pone el foco” en determinados aspectos cruciales de la gestión como son el Core Business (modelo de negocio),
* las Best Practices (mejores prácticas),
* las variables y procedimientos clave,
* la sistematización de la información
* y los procesos de toma de decisiones.

Con todo ello lo que se pretende es sistematizar un modelo de gestión que permita optimizar el desempeño corporativo de la organización o de las áreas de gestión en las que se aplica.

Intelligence Management

Por hacer una breve reseña, los orígenes de Intelligence Management los encontramos en la década de los cincuenta y sesenta, cuando el Instituto Carnegie de Tecnología desarrolla unos estudios teóricos sobre la toma de decisiones en las organizaciones que fueron tomados como base por el Instituto Tecnológico de Massachusetts para desarrollar unos sistemas informáticos bajo el concepto Decisión Support System (DSS) y que como su nombre indica tenían por objeto ayudar en el proceso de toma de decisiones.

Fue a partir de 1989 cuando Howard Dresner de Gartner Group popularizó el concepto de Business Intelligence, como un paraguas bajo el cual tenían cabida una serie de conceptos y métodos a implementar en las organizaciones orientados a lograr una toma de decisiones más eficientes soportadas sobre una aplicación informática tipo DSS. Desde entonces a nuestros días, han sido numerosas las acepciones que bajo el término “Intelligence” han aparecido, si bien con el propósito de identificar una u otra solución en particular bien fuera metodológica o informática: Business Intelligence, Customer Intelligence Management System, Intelligence Competitive, Corporate Intelligence, Market Intelligence, Strategic Intelligence, etc.

Como decimos, Intelligence Management es un enfoque de gestión orientado a obtener un alto rendimiento de la gestión a nivel corporativo, para lo cual se sistematiza un modelo de gestión que se focaliza en los distintos aspectos de la gestión que son cruciales.


por Alberto Roca Vanaclocha
http://www.marketingcomunidad.com/intelligence-management-un-enfoque-de-gestion.html

Intelligence Management es un término que podríamos traducir literalmente como “gestión inteligente” y que hace referencia al modo de gestionar una organización o una problemática basado en el análisis de la información y la “gestión del conocimiento” para obtener el mejor resultado.

No se trata de una metodología en concreto aunque utiliza una metodología, y tampoco se trata de una aplicación informática aunque utiliza herramientas informáticas. Podríamos decir que Intelligence Management es un “enfoque” en el modelo de gestionar, dado que:

Con todo ello lo que se pretende es sistematizar un modelo de gestión que permita optimizar el desempeño corporativo de la organización o de las áreas de gestión en las que se aplica.

Intelligence Management

Por hacer una breve reseña, los orígenes de Intelligence Management los encontramos en la década de los cincuenta y sesenta, cuando el Instituto Carnegie de Tecnología desarrolla unos estudios teóricos sobre la toma de decisiones en las organizaciones que fueron tomados como base por el Instituto Tecnológico de Massachusetts para desarrollar unos sistemas informáticos bajo el concepto Decisión Support System (DSS) y que como su nombre indica tenían por objeto ayudar en el proceso de toma de decisiones.

Fue a partir de 1989 cuando Howard Dresner de Gartner Group popularizó el concepto de Business Intelligence, como un paraguas bajo el cual tenían cabida una serie de conceptos y métodos a implementar en las organizaciones orientados a lograr una toma de decisiones más eficientes soportadas sobre una aplicación informática tipo DSS. Desde entonces a nuestros días, han sido numerosas las acepciones que bajo el término “Intelligence” han aparecido, si bien con el propósito de identificar una u otra solución en particular bien fuera metodológica o informática: Business Intelligence, Customer Intelligence Management System, Intelligence Competitive, Corporate Intelligence, Market Intelligence, Strategic Intelligence, etc.

Como decimos, Intelligence Management es un enfoque de gestión orientado a obtener un alto rendimiento de la gestión a nivel corporativo, para lo cual se sistematiza un modelo de gestión que se focaliza en los distintos aspectos de la gestión que son cruciales. Leer más “Intelligence Management: un enfoque de Gestión”

Comunicar es evolucionar

Hoy, la agencia y la central ya no comparten ni siquiera el cesto de la fruta. Suelen pertenecer a grupos o multinacionales diferentes y poseen líneas de reporte internacionales también diferentes, lo que puede dar lugar a intereses contrapuestos entre unidades del mismo grupo. Mientras tanto, el cliente ha dejado de lado su papel unificador y agencia y central se ignoran. Me parece absurdo, pero es así en la mayoría de los casos.

Para terminar de complicar el escenario, la gestión de medios se ha ido complicando enormemente. La proliferación de nuevas cadenas de televisión nacidas a raíz de la digitalización y el desarrollo de nuevas formas de ocio audiovisual a través de Internet han generado una segmentación de las audiencias brutal. Encontrar al consumidor afín requiere de un gran esfuerzo y de una sólida preparación.

Los nuevos publicitarios no saben de medios y los profesionales de las centrales de compras carecen en la mayoría de los casos del feeling necesario para gestionar una marca. Pese a todo, los medios se han ido de las agencias y no volverán. Es un proceso inexorable aunque ambas partes tiendan en ocasiones a la convergencia.

Ocupar y no sumar
Pero esta convergencia, en el caso de las agencias de medios, ha ido más en ocupar (tímidamente) el terreno del otro que en sumar experiencias. Así hacen sus pinitos creativos a través de promociones tipo product placement, o street marketing, por citar algunos ejemplos que, aunque loables, pueden no estar en línea con el planteamiento de la agencia creativa, ni con la estrategia de la marca. ¿Se puede trabajar en los medios sin conocer cómo funcionan y evolucionan las marcas?

La paulatina complejidad de los medios también afecta a los creadores, que a mi juicio no deben dejar de pensar en los soportes en los que se difundirán sus creaciones. ¿Cómo se pueden aprovechar las oportunidades de comunicación si no se conocen exhaustivamente los medios? ¿A quién se le va a ocurrir una acción eficaz, por ejemplo, para promocionar a los cocineros si se ignora la existencia de canales de cocina?

Habrá que armonizar y arreglar esa deficiencia en beneficio de nuestros clientes en un esfuerzo que aúne la creatividad, los medios, las marcas y el consumidor. ¿Volver a las agencias de servicios plenos? Lo veo complicado, pero debe existir una solución. No se trata de volver al pasado, sino de evolucionar para salvar este problema. Busquemos pues las respuestas. Comunicar es evolucionar.


por Fernando Ocaña| http://www.marketingcomunidad.com/comunicar-es-evolucionar.html

Hace ya bastante tiempo que las agencias de servicios plenos pasaron a la historia y todavía hoy sentimos que aquel modelo de negocio que aunaba la creatividad, los medios y también los servicios en un todo sigue siendo coherente y necesario. Por aquel entonces, la agencia se asemejaba a la estructura de una naranja compuesta por varios departamentos –gajos-que conformaban la fruta completa.

No es, desde luego, ésta una reflexión movida por la nostalgia, si no más bien por la necesidad de seguir mirando al futuro porque, después de tanto tiempo sigo observando que separar las dos caras de una misma moneda a veces nos lleva a descuidar la marca.

Es una primera etapa de desgajamiento, las centrales de compras y las agencias creativas ya eran empresas separadas, pero compartían un mismo edificio y un mismo presidente, como los granos de la uva, separados entre sí, pero dependiendo de un mismo racimo.

Las multinacionales fueron haciéndose paulatinamente con el mercado español y fueron imponiendo su nuevo modelo, basado en la separación total y absoluta entre ambos tipos de agencias. El racimo de uvas se transformó entonces en un cesto con manzanas, cada una de ellas con su propia identidad y autonomía, lo que nos llevó a un proceso imparable en el que las ideas iban por un lado y los medios, por otro. Sólo el cliente era capaz de sentar ante una misma mesa a los de las centrales de compras y a los de las agencias creativas para dotar a las campañas de la mínima coherencia. Leer más “Comunicar es evolucionar”

Valor social, un paso más hacia la segmentación de clientes

Muchos estudios demuestran la gran influencia que tienen las experiencias y valoraciones de otras personas en nuestras decisiones de compra.

Es más, las opiniones de los demás no impactan sólo en la valoración de productos y marcas por parte de los consumidores, sino también en su nivel de fidelidad a la marca (Gruen, Osmonbekov & Czaplewski).

El éxito de comunidades online de viajes como minube o tripadvisor es la prueba más palpable de que la opinión de otros conduce a la acción.

En esta línea, Forrester ha reconocido que cualquier inversión en medios sociales es una pérdida de tiempo a menos que las marcas dejen de valorar a sus clientes únicamente desde el punto de vista financiero, ignorando su faceta social.

Coherente con este planteamiento, Forrester ha creado una metodología llamada “The Social Value Scorecard” que permite evaluar el valor social de tus Clientes, para lo que recomienda dar dos pasos relativamente simples:

1. Saber qué hacen los consumidores. Aplicando herramientas como la escalera de Social Technographics y centrándose en el número y variedad de actividades realizadas por los distintos usuarios.
2. Medir cuál es el nivel de influencia de estos consumidores. No siempre es más interesante relacionarse con los clientes que más conexiones tienen. Es mejor vincular a aquellos que ejercen más influencia sobre sus contactos.

Una vez cuantificado el valor social de nuestros clientes, Forrester propone cruzarlo con la rentabilidad de nuestros Clientes, variable que muchas empresas llevan midiendo desde hace tiempo.

De este modo obtenemos la clasificación que nos permite identificar cuáles son nuestros clientes más valiosos y definir qué estrategias son más adecuadas para cada segmento. Esta es mi propuesta, adaptada del planteamiento de Forrester…


por Francisco Javier Sánchez
http://www.marketingcomunidad.com/valor-social-un-paso-mas-hacia-la-segmentacion-de-clientes.html

Muchos estudios demuestran la gran influencia que tienen las experiencias y valoraciones de otras personas en nuestras decisiones de compra.

Es más, las opiniones de los demás no impactan sólo en la valoración de productos y marcas por parte de los consumidores, sino también en su nivel de fidelidad a la marca (Gruen, Osmonbekov & Czaplewski).

El éxito de comunidades online de viajes como minube o tripadvisor es la prueba más palpable de que la opinión de otros conduce a la acción.

En esta línea, Forrester ha reconocido que cualquier inversión en medios sociales es una pérdida de tiempo a menos que las marcas dejen de valorar a sus clientes únicamente desde el punto de vista financiero, ignorando su faceta social.

Coherente con este planteamiento, Forrester ha creado una metodología llamada “The Social Value Scorecard” que permite evaluar el valor social de tus Clientes, para lo que recomienda dar dos pasos relativamente simples:

  1. Saber qué hacen los consumidores. Aplicando herramientas como la escalera de Social Technographics y centrándose en el número y variedad de actividades realizadas por los distintos usuarios.
  2. Medir cuál es el nivel de influencia de estos consumidores. No siempre es más interesante relacionarse con los clientes que más conexiones tienen. Es mejor vincular a aquellos que ejercen más influencia sobre sus contactos.

Una vez cuantificado el valor social de nuestros clientes, Forrester propone cruzarlo con la rentabilidad de nuestros Clientes, variable que muchas empresas llevan midiendo desde hace tiempo.

De este modo obtenemos la clasificación que nos permite identificar cuáles son nuestros clientes más valiosos y definir qué estrategias son más adecuadas para cada segmento. Esta es mi propuesta, adaptada del planteamiento de Forrester… Leer más “Valor social, un paso más hacia la segmentación de clientes”

Landing pages: los 10 puntos clave para la generación de leads

No importa si nuestro cliente tiene o no un web site “oficial”. Si queremos conseguir leads debemos crear una landing page con los elementos que el usuario espera encontrar. Tanto si su “aterrizaje” proviene de una acción de e-mailing, de SEM, o de SEO, el contenido y el mensaje de la landing page deben ser particulares para cada uno de los casos, es decir, para cada usuario en función de su perfil. En este sentido, el uso de landing pages permite modificar y optimizar el contenido de forma muy rápida y flexible ofreciendo así un óptimo margen de adecuación a las necesidades de cada usuario.


por Verónica Miquel Miquel Torres

No importa si nuestro cliente tiene o no un web site “oficial”. Si queremos conseguir leads debemos crear una landing page con los elementos que el usuario espera encontrar. Tanto si su “aterrizaje” proviene de una acción de e-mailing, de SEM, o de SEO, el contenido y el mensaje de la landing page deben ser particulares para cada uno de los casos, es decir, para cada usuario en función de su perfil. En este sentido, el uso de landing pages permite modificar y optimizar el contenido de forma muy rápida y flexible ofreciendo así un óptimo margen de adecuación a las necesidades de cada usuario. Leer más “Landing pages: los 10 puntos clave para la generación de leads”

Innovando en comunicación

Frente a los cambios que experimentan los consumidores, los medios de comunicación y los anunciantes, creo que es necesario hacer un replanteamiento de cómo innovamos en comunicación. Para poder hacer este replanteamiento es necesario entender que no solucionaremos los problemas actuales con procesos del pasado. Debemos crear equipos multidisciplinares, romper barreras mentales de nuestros equipos, buscar nuevos partnerships y ayudar al equipo a reinventarse. Innovación es la palabra clave, y debemos buscar la fórmula de introducir esta palabra en nuestros planes y en nuestro día a día.

Así que hoy me gustaría hacer un repaso de los niveles de innovación en comunicación. Para ilustrarlo he planteado el siguiente esquema:


por Fernando de la Rosa | //marketingcomunidad.com

Frente a los cambios que experimentan los consumidores, los medios de comunicación y los anunciantes, creo que es necesario hacer un replanteamiento de cómo innovamos en comunicación. Para poder hacer este replanteamiento es necesario entender que no solucionaremos los problemas actuales con procesos del pasado. Debemos crear equipos multidisciplinares, romper barreras mentales de nuestros equipos, buscar nuevos partnerships y ayudar al equipo a reinventarse. Innovación es la palabra clave, y debemos buscar la fórmula de introducir esta palabra en nuestros planes y en nuestro día a día.

Así que hoy me gustaría hacer un repaso de los niveles de innovación en comunicación. Para ilustrarlo he planteado el siguiente esquema: Leer más “Innovando en comunicación”

El anunciante desnudo

El auge de las redes sociales –o más concretamente de Facebook- vuelve a traernos el debate de los especialistas. Ciertamente, las redes sociales son un fenómeno nuevo, relevante, irreversible y se requieren especialistas en comunicación social. Ciertamente, los móviles van a ser la puerta de entrada a internet, y se requieren especialistas en esos dispositivos. Ciertamente, la publicidad tradicional no va a desaparecer y los anunciantes seguirán necesitando a los especialistas en la publicidad del fragmento.

Qué bueno. Qué lío. Esto es un sinvivir.

Necesitamos –necesita el sector- que existan esos especialistas, porque gracias a ellos la publicidad evoluciona y se perfecciona. Lo malo es que si cada especialista tira de su esquina de la manta, lo que puede acabar sucediendo es que entre todos desnudemos al cliente.


//marketingcomunidad.com
por Daniel Solana

El auge de las redes sociales –o más concretamente de Facebook– vuelve a traernos el debate de los especialistas. Ciertamente, las redes sociales son un fenómeno nuevo, relevante, irreversible y se requieren especialistas en comunicación social. Ciertamente, los móviles van a ser la puerta de entrada a internet, y se requieren especialistas en esos dispositivos. Ciertamente, la publicidad tradicional no va a desaparecer y los anunciantes seguirán necesitando a los especialistas en la publicidad del fragmento.

Qué bueno. Qué lío. Esto es un sinvivir.

Necesitamos –necesita el sector- que existan esos especialistas, porque gracias a ellos la publicidad evoluciona y se perfecciona. Lo malo es que si cada especialista tira de su esquina de la manta, lo que puede acabar sucediendo es que entre todos desnudemos al cliente. Leer más “El anunciante desnudo”

La clave está en el briefing

# Mucha información y poco concreta: Los briefings son directamente un copy paste del plan de marketing de la marca. Sin embargo, proporcionar gran cantidad de información no significa que ésta sea buena ni aclaradora.
# No hay encargo: No queda claro qué es lo que esperan de ti. En muchos casos los clientes recurren al tópico del “briefing abierto”, para no coartar –según dicen– la creatividad. Pero eso es un disparate. Si no sabes lo que quieres, difícilmente llegarás a tener un proyecto de comunicación claro y coherente. Y aún más difícil será que la agencia acierte con su propuesta.
# No hay presupuesto: Este es otro clásico. “Dime tú lo que valdría”. En todos estos años no he conocido a ningún cliente con un presupuesto infinito. No hay nada de malo en admitir que no tienes las llaves del banco de España. Además, ayuda bastante a definir posibles acciones si contamos al menos con cifras aproximadas.
# No hay objetivos coherentes: “Quiero una acción de máxima notoriedad, con mucha afinidad, que consiga transmitir xx mensaje y que me genere ventas.” (Encargo textual de un brief.) En esta frase hay 2 objetivos de comunicación, una estrategia de medios y un objetivo de negocio. De los 3 objetivos, ¿cuál es el más importante? Nota mental: se suele confundir una acción notoria con una propuesta creativa.
# No hay definición de target: “Target 18-45 años / Core target 25-35” Esta información puede ir acompañada de una descripción adicional tipo: “Urbano/a, le gusta que le sorprendan, navegar por Internet y estar con sus amigos”. (¿A quién no?) ¿Esto ayuda realmente a diferenciar a la gente? ¿Cuáles son sus motivaciones principales? ¿Cuáles son sus insights vitales? ¿Qué puntos de contacto tienen con tu marca? ¿Cómo describirías un día normal de su vida? ¿Hablamos de target de comunicación o de target de consumo? Creo que gran parte de estas preguntas son incógnitas para muchos clientes y por ello se las trasladan a la agencia para que las resuelva. Algo más de info sobre el target.
# No hay core values de la marca: ¿Qué quiere transmitir tu marca? ¿Qué entiendes tú por ese valor exactamente? ¿Qué quieres que los consumidores sientan cuando la vean? ¿Cuáles son las prioridades dentro de esos valores? Este punto es fundamental para poder valorar de forma objetiva una propuesta creativa.


por Fernando de la Ros

Puedo asegurar que en los casi 10 años que llevo en el mundo del marketing y la publicidad he visto muchos briefings. No los he ido contando uno a uno, pero seguramente han sido más de 500. Y muchos de ellos de empresas y marcas de gran prestigio. Pero que se trate de una marca importante no significa necesariamente que sean buenos briefings. Haciendo un poco de memoria, creo que tan sólo me quedaría con 10. Sí, de todos esos briefings que he recibido sólo un 2% eran buenos, es decir, transmitían que los clientes tenían las cosas claras. Los demás, la gran mayoría, adolecían en mi opinión de una serie de errores de base:

  • Mucha información y poco concreta: Los briefings son directamente un copy paste del plan de marketing de la marca. Sin embargo, proporcionar gran cantidad de información no significa que ésta sea buena ni aclaradora.
  • No hay encargo: No queda claro qué es lo que esperan de ti. En muchos casos los clientes recurren al tópico del “briefing abierto”, para no coartar –según dicen– la creatividad. Pero eso es un disparate. Si no sabes lo que quieres, difícilmente llegarás a tener un proyecto de comunicación claro y coherente. Y aún más difícil será que la agencia acierte con su propuesta.
  • No hay presupuesto: Este es otro clásico. “Dime tú lo que valdría”. En todos estos años no he conocido a ningún cliente con un presupuesto infinito. No hay nada de malo en admitir que no tienes las llaves del banco de España. Además, ayuda bastante a definir posibles acciones si contamos al menos con cifras aproximadas.
  • No hay objetivos coherentes: “Quiero una acción de máxima notoriedad, con mucha afinidad, que consiga transmitir xx mensaje y que me genere ventas.” (Encargo textual de un brief.) En esta frase hay 2 objetivos de comunicación, una estrategia de medios y un objetivo de negocio. De los 3 objetivos, ¿cuál es el más importante? Nota mental: se suele confundir una acción notoria con una propuesta creativa.
  • No hay definición de target: “Target 18-45 años / Core target 25-35” Esta información puede ir acompañada de una descripción adicional tipo: “Urbano/a, le gusta que le sorprendan, navegar por Internet y estar con sus amigos”. (¿A quién no?) ¿Esto ayuda realmente a diferenciar a la gente? ¿Cuáles son sus motivaciones principales? ¿Cuáles son sus insights vitales? ¿Qué puntos de contacto tienen con tu marca? ¿Cómo describirías un día normal de su vida? ¿Hablamos de target de comunicación o de target de consumo? Creo que gran parte de estas preguntas son incógnitas para muchos clientes y por ello se las trasladan a la agencia para que las resuelva. Algo más de info sobre el target.
  • No hay core values de la marca: ¿Qué quiere transmitir tu marca? ¿Qué entiendes tú por ese valor exactamente? ¿Qué quieres que los consumidores sientan cuando la vean? ¿Cuáles son las prioridades dentro de esos valores? Este punto es fundamental para poder valorar de forma objetiva una propuesta creativa. Leer más “La clave está en el briefing”

Qué diablos tienen que ver los videojuegos con la fidelización

De un tiempo a esta parte la palabra de moda en marketing es engagement, que podríamos traducir como vinculación emocional. El problema es que cada vez es más difícil conectar con el consumidor porque hay cientos de iniciativas online que tratan de conseguir lo mismo: hacer que el usuario pase más tiempo con tu marca.

Quizá sea el momento de que aprendamos un poco de los verdaderos especialistas en engagement: los gamers.

Los diseñadores de videojuegos llevan desarrollando mecánicas de engagement desde hace muchos años, ya que se basan en necesidades psicológicas primarias como la competición, el estatus, el dinamismo, el juego, la recompensa, el logro o la destreza.

Veamos algunas de las tácticas que debemos aprender para vincular a nuestros clientes en entornos online.


De un tiempo a esta parte la palabra de moda en marketing es engagement, que podríamos traducir como vinculación emocional. El problema es que cada vez es más difícil conectar con el consumidor porque hay cientos de iniciativas online que tratan de conseguir lo mismo: hacer que el usuario pase más tiempo con tu marca.

Quizá sea el momento de que aprendamos un poco de los verdaderos especialistas en engagement: los gamers.

Los diseñadores de videojuegos llevan desarrollando mecánicas de engagement desde hace muchos años, ya que se basan en necesidades psicológicas primarias como la competición, el estatus, el dinamismo, el juego, la recompensa, el logro o la destreza.

Veamos algunas de las tácticas que debemos aprender para vincular a nuestros clientes en entornos online. Leer más “Qué diablos tienen que ver los videojuegos con la fidelización”

La marca líquida

La sociedad posmoderna de la que formamos parte, ha adquirido una dinámica casi vertiginosa, dentro de la cual, resulta casi imposible a las marcas mantenerse dentro de ella. Una sociedad que, como define el sociólogo Zygmunt Bauman, ha pasado de ser una “sociedad moderna sólida”, a una “sociedad posmoderna líquida” en la que la inmediatez, la poca implicación en proyectos a largo plazo, la rápida pérdida de valor, y la desechabilidad son algunas de sus características más importantes.

Con el concepto de “líquida”, Bauman atribuye las características de fluidez, dinamismo, adaptabilidad, y rapidez de los fluidos, al comportamiento de la sociedad actual. Partiendo de esta premisa, considero interesante postular, y con ello abrir el debate, acerca de cómo ha de adaptarse la marca a este nuevo entorno líquido, ya que el concepto de marca sólida, rocosa e inamovible de antaño, resulta a día de hoy obsoleta. Por ello una marca a día de hoy tiene que cumplir las siguientes características.


por Jorge Benedí

La sociedad posmoderna de la que formamos parte, ha adquirido una dinámica casi vertiginosa, dentro de la cual, resulta casi imposible a las marcas mantenerse dentro de ella. Una sociedad que, como define el sociólogo Zygmunt Bauman, ha pasado de ser una “sociedad moderna sólida”, a una “sociedad posmoderna líquida” en la que la inmediatez, la poca implicación en proyectos a largo plazo, la rápida pérdida de valor, y la desechabilidad son algunas de sus características más importantes.

Con el concepto de “líquida”, Bauman atribuye las características de fluidez, dinamismo, adaptabilidad, y rapidez de los fluidos, al comportamiento de la sociedad actual. Partiendo de esta premisa, considero interesante postular, y con ello abrir el debate, acerca de cómo ha de adaptarse la marca a este nuevo entorno líquido, ya que el concepto de marca sólida, rocosa e inamovible de antaño, resulta a día de hoy obsoleta. Por ello una marca a día de hoy tiene que cumplir las siguientes características. Leer más “La marca líquida”

El marketing de la vuelta al cole

Esta no deja de ser una fórmula efectiva, aunque no sé hasta qué punto eficiente, al menos este año. Después de todo lo que estamos viviendo, con continuas caídas del precio de la cesta de la compra, seguir disminuyendo el precio no parece una solución óptima, al menos desde el punto de vista económico. ¿Entonces, si ya tenemos los márgenes apretados por la situación del mercado, qué podemos hacer para seguir vendiendo y aprovechar “la vuelta al cole”.

Es en este caso cuando debemos usar las neuronas que traemos frescas del verano y sacar ese plus de innovación y originalidad que todos llevamos dentro y que el día a día muchas veces no nos permite sacar. Debemos buscar fórmulas que nos permitan aumentar las ventas, sin tener que bajar los precios, y esta es la ecuación más difícil de conseguir, la cuadratura del círculo del marketing.

Pero pongamos las neuronas a trabajar, como hemos dicho, y busquemos soluciones más creativas.


por IOMarketing

Todos sabemos que el mes de septiembre es una gran oportunidad para muchos negocios. El fin de las vacaciones y el comienzo de la rutina diaria se convierte en el salvavidas de muchas empresas  que durante el verano miran con anhelo el fin del verano, y este año, más que nunca.

Muchos son los sectores que se benefician de esta vuelta, pero es importante analizar el cómo se enfrentan cada uno de ellos a ella. La diferencia suele estar casi siempre definida  por el tamaño de empresa. Las empresas grandes,  inundan el mercado con grandes campañas en medios  como la televisión, la radio o la prensa, ofreciendo en la mayoría de los casos descuentos en el precio de los productos. Esto es algo normal, a nadie se le escapa que el final del periodo estival suele venir acompañado de una reducción en el poder adquisitivo de las familias, (el irse de vacaciones  viene muy bien anímicamente pero muy mal a nuestros bolsillos), por lo que este es el primer recurso, y el más utilizado, por la inmensa totalidad de las empresas (ya sean fabricantes, distribuidores o mayoristas). Leer más “El marketing de la vuelta al cole”

Telecomunicaciones y mentiras

Las telecomunicaciones se han convertido en uno de los sectores estratégicos a la hora de generar crecimiento y progreso en un país. El desarrollo de una infraestructura de telecomunicaciones sólida interviene poderosamente en el modelo económico, a través de factores como la creación de empresas, la reducción de fricción, la eficiencia de los mercados y la difusión de información. Tras el éxito económico de algunos países está la creación de infraestructuras de telecomunicaciones eficientes, capaces de soportar la creciente demanda de usos cada vez más sofisticados.

Las empresas de telecomunicaciones por su parte, están sentadas en una mina de oro. Afrontan una demanda astronómicamente creciente, y sus ingresos y beneficios crecen de forma consistente. Las cifras están a un clic de distancia. Pero lo que nos dicen es que su negocio, en realidad, se dirige hacia la quiebra. Nos hablan de “quiebra del sistema”, nos intentan convencer de que es completamente imposible acomodar una demanda tan creciente de ancho de banda con la actual estructura de tarifas. Y lo dicen así, sin descomponer el gesto, cuando en realidad es una mentira con mayúsculas.


por Enrique Dans

Las telecomunicaciones se han convertido en uno de los sectores estratégicos a la hora de generar crecimiento y progreso en un país. El desarrollo de una infraestructura de telecomunicaciones sólida interviene poderosamente en el modelo económico, a través de factores como la creación de empresas, la reducción de fricción, la eficiencia de los mercados y la difusión de información. Tras el éxito económico de algunos países está la creación de infraestructuras de telecomunicaciones eficientes, capaces de soportar la creciente demanda de usos cada vez más sofisticados.

Las empresas de telecomunicaciones por su parte, están sentadas en una mina de oro. Afrontan una demanda astronómicamente creciente, y sus ingresos y beneficios crecen de forma consistente.  Las cifras están a un clic de distancia. Pero lo que nos dicen es que su negocio, en realidad, se dirige hacia la quiebra. Nos hablan de “quiebra del sistema”, nos intentan convencer de que es completamente imposible acomodar una demanda tan creciente de ancho de banda con la actual estructura de tarifas. Y lo dicen así, sin descomponer el gesto, cuando en realidad es una mentira con mayúsculas. Leer más “Telecomunicaciones y mentiras”