¿Jugamos?, el compromiso de los alumnos con los procesos de aprendizaje adquiere una nueva dimensión.


http://www.csev.org

En un escenario educativo en el que apertura, ubicuidad, colaboración, etc., sustituyen a conceptos como obligatoriedad, restricciones, etc., el compromiso de los alumnos con los procesos de aprendizaje adquiere una nueva dimensión.

En este contexto la gamificación va a jugar un papel fundamental en el panorama educativo. Pero, ¿a qué nos referimos al hablar de gamificación? El concepto se refiere al uso de la lógica y mecanismos de juegos en la creación de contenidos y metodologías educativas. La utilización de las técnicas de juego en ámbitos no lúdicos no implica una novedad en sí, pero su combinación con las posibilidades ofrecidas por las TIC abre un nuevo, enorme y apasionante abanico de posibilidades para los educadores.

No obstante, el proceso de incorporar la gamificación a la experiencia educativa requiere de un esfuerzo que permita adaptar sus potencialidades a la realidad de la educación. La creatividad es, por tanto, una cualidad de suma a la hora de llevar a cabo una integración efectiva y eficiente de estos conceptos.

Compromiso, diversión, motivación, curiosidad, inmersión, colaboración, creatividad constituyen características que forman parte del uso de videojuegos y que sin duda alguna constituyen un desafío para los sistemas educativos. La aplicación de elementos, en este caso videojuegos, que consigan de forma natural despertar en los alumnos todas estas características poseen un papel fundamental para el desarrollo del proceso formativo, completando la educación de los estudiantes con habilidades de diversos tipos: sociales, estratégicas, colaborativas, solución de problemas, toma de decisiones, etc. Leer más “¿Jugamos?, el compromiso de los alumnos con los procesos de aprendizaje adquiere una nueva dimensión.”

Anuncios

¿Dos caras de la innovación en Argentina? + Apuestas por el futuro

TED comenzó en 1984, como una conferencia para difundir ideas relacionadas con tecnología, entretenimiento y diseño. Pero terminó expandiendo sus temáticas para abarcar todo lo que -de alguna manera- conforma la cultura humana y su aplicación a la resolución de problemas concretos. A partir de 2009, la apuesta se expandió a un formato para que las personas pudieran organizar sus propios eventos y así inspirar a las personas a cambiar actitudes, vidas y como resultado de eso, el mundo.

Antes de asistir a la edición de 2011, me interesé fundamentalmente de cómo la comunidad de organizadores logra articularse y cuáles son sus ideas para el futuro, ya que después de todo parecen un buen ejemplo para seguir si lo que buscamos es que los difusores de nuevas ideas desbanquen a los periodistas de espectáculos y las vedettes de los primeros puestos del ranking.

Tedxters: una comunidad con intereses compartidos

El ejemplo organizativo habla de cómo distintas personas con un código común logran resultados, mucho más allá de las limitaciones propias de la edad o ubicación geográfica. Tal es el ejemplo del equipo tucumano, del cual la mayoría no pasa los 30 años de edad:

“Es interesante que pese a venir de una ciudad relativamente pequeña, el grupo no se conocía entre sí antes de comenzar con el evento. Pero a partir del mismo, se gestó un vínculo fuerte” cuenta Benjamín Arnedo (alias @budaloco). En la primera edición realizada, no solo colmaron el espacio dispuesto a este fin, sino que además lograron soporte de los medios, artistas, políticos y universidades más importantes de la provincia.

Alvaro Astudillo agregó: “Lo más importante es la red de Tedxters, que funcionan articulando aprendizajes y consejos (más allá de la diferente escala de cada evento). Con la gente de Mendoza, Córdoba y Buenos Aires tenemos comunicación fluida y cada vez que podemos viajamos para asistir a los eventos organizados por otros.”

Por su parte, Gerry Garbulsky -uno de los impulsores tempranos de TEDx en el país- cuenta que a esto se suman talleres de capacitación, ya que tratan de hacer crecer la comunidad de trabajo.


http://innovacion.ticbeat.com


Hace algunos días consulté un muy interesante post donde se realizó un ranking de los usuarios de Twitter más influyentes de Argentina en 2011. Fue fuerte la sorpresa: esperaba encontrar algunas personalidades familiares…

innovación

Me considero de esas personas que creen que la plataforma de Twitter es un vehículo para la cultura y el conocimiento: es como pararse al lado de Sir Ken RobinsonRobert Kiyosaki y Steven Berlin Johnson y poder saber qué están leyendo, pensando, sintiendo. Para aprender y “expandir la conciencia”, por así decirlo.

Pero al confrontar la dura realidad, descubrí que este ranking refleja que la masa todavía está muy lejos de elegir este tipo de contenidos.

Muchas veces me pregunté: si existiera un informativo que diera información valiosa para el desarrollo de las personas, ¿alguien lo vería?

Afortunadamente, como en cualquier historia, siempre que existe un movimiento hacia un lado, otro avanza en sentido contrario.

Y si bien tenemos un sistema mediático que premia la competencia desleal, el ventajismo y que proyecta una escala de valores consumista y conveniente; ciertos hitos del ecosistema argentino de tecnología e innovación dan a entender que no hay porque perder la esperanza.


mariano
Este artículo es fruto de la colaboración entre Mariano A. Goren (@marianogoren) y TICbeat. Mariano A. Goren es desarrollador de negocios digitales centrados en la experiencia del usuario. Es cofundador de IxDA BA e investiga las dinámicas sociodigitales para la Universidad de Palermo. Escribe sobre estos y otros temas desde su web,negociosdigitales.cc

 

Apuestas por el futuro… Leer más “¿Dos caras de la innovación en Argentina? + Apuestas por el futuro”