The Rules of Randomness & How You Can Stand Apart – http://99u.com


99U
by Frans Johansson
http://99u.com

The world is an unpredictable place. Everyone seems to agree with this statement. We all recognize that unpredictable things happen every day, from a chance conversation to an unexpected meeting; from the rapid rise of an Instagram to the dramatic fall of a Lehman Brothers. We don’t question random forces in our personal lives or the world around us. But what about in our careers or in business? Why don’t we account for unpredictability in these areas?

Let me start with a personal example: In 2004, I was waiting for the publication of my first book, The Medici Effect. I was nervous, hopeful and relieved to finally be done with a three-year obsession—an investigation into how groundbreaking innovation happens at the ‘intersection’ of different industries, cultures and disciplines.  But the timing couldn’t have been worse. Clayton Christensen’s book,Seeing What’s Next, was also coming out the same month, from the same publisher.Soon, I was knocking on the doors of Innovation Officers and strategy leaders at companies to ‘consult’ on innovation and maybe give a talk or two. Turns out, it was a bad plan. Everyone else, some better known than me—including Christensen—were doing the same thing.

One evening, my then-fiancée came home and announced that her boss at JP Morgan had tasked her to find a “business case for diversity.” As we discussed this, it became clear that my book—my ideas about the “Medici Effect”—fit the bill. Within a week, I was presenting to the head of the investment side of JP Morgan Chase.

I share this story because it was the moment when everything “clicked” for me. My entire strategy for a “brilliant career as an innovation though leader” had just been obliterated. Never in all my planning and careful analysis did I ever consider that the answer would lie in the Diversity Office, rather than Innovation. After embracing this possibility, everything changed—so much so, that I finally found the time to focus on finding out whether the success of other individuals and companies all hinged on a similar “click moment” as it did for me.

The answer is simply, yes. From Starbucks to Microsoft Windows to Diane von Furstenburg to Twilight, and its ‘inspired’ Fifty Shades of Grey.

The world is unpredictable, and that means we cannot foresee whether an idea or project will turn out as planned. In fact, the plan may very well become outdated before we even start to execute it. And if we can’t logically plan our way to success, then it must mean that success, when it happens, is a result of something unexpected—of something random. It is a revealing paradox.

The world is unpredictable, and that means we cannot foresee whether an idea or project will turn out as planned.

If Howard Schultz had never taken a stroll down a street in Milan and wandered into a café, Starbucks as we know it would probably never have happened. If Murray Sargent and Dave Weise hadn’t happened to meet at a party on the Microsoft campus one night, the operating system we know as Windows would have been killed off—and most likely the PC revolution would not have happened as quickly, if at all.

Yet, we resist this notion. We want to explain away success as being more than just good fortune or luck. Indeed, very few people I talked to had spent much time thinking deeply about how to incorporate randomness into their corporate or professional strategy. The reason seemed obvious: randomness defines the part of our lives that we can’t control, so how can we rely on it?

Simply put, randomness makes us stand apart. In The Click Moment, I talk about a number of different approaches for using randomness to our advantage. Here are a few of them:

1. Increase the number of click moments in our lives. This is a lot easier than we think. Most of us, by nature, are creatures of habit. We like the familiar and avoid placing ourselves in uncomfortable positions. In a crowded room, we tend to gravitate toward the people we know, rather than striking up a conversation with a stranger. And we become so immersed in a certain path—or the momentum has driven us so far down it—that we’re unwilling to question or take our eyes off it.

Instead, change up your routine. Go to a different café. Read a magazine you otherwise never would. Talk to someone in the elevator, on the plane, or in the park—and go beyond the weather and your busy schedules. Surround yourself with people who are different from you, be it their backgrounds, their professions, their cultures. Embrace that diversity.

Randomness defines the part of our lives that we can’t control, so how can we rely on it?

2. Reject the obvious path. If we do what’s logical—take the path that everyone ‘knows’ to do—we will do exactly what someone else is doing, and never stand apart. My friend Marcus Samuelsson, food activist, restaurateur, and chef-owner of Red Rooster, recounted to me how he came to be the guest chef for the White House’s state dinner for the Indian Prime Minister Mammohan Singh.

Every state dinner since 1874 has featured French-American cuisine. The White House invited 15 elite chefs, including Marcus, to present a menu for the dinner. Everyone presented a French-American menu with a meat dish, save Marcus. Knowing Prime Minister Singh is vegetarian, he presented a vegetarian menu inspired by Indian flavors. He was selected as the guest chef, and the White House broke its French-American state dinner tradition.

3. Make lots of bets—but purposefully.  Leer más “The Rules of Randomness & How You Can Stand Apart – http://99u.com”

Logo Starbucks


roastbrief.com.mx

RoastbriefCualquiera que haya vivido lo que Howard Schultz (CEO de Starbucks) describe como la “experiencia Starbucks” sin duda es capaz de identificar el logotipo sin la menor dificultad. Esto se debe a que, como digno representante de la marca, lo vemos por todos lados; afuera de la tienda, en los uniformes, en los vasos y hasta en las servilletas. Sin embargo ¿Cuántos de nosotros realmente nos hemos detenido a observar el logotipo?

Según sus fundadores, la historia de este logo comenzó en 1971 con la inauguración de la primera cafetería Starbucks en la ciudad de Seattle, Estados Unidos. El diseño a cargo de Terry Heckler está basado en la xilografía nórdica del siglo XVI y muestra

una sirena de doble cola con el pecho descubierto. En la imagen se puede apreciar cierta textura y ambas colas se muestran en su totalidad. El ícono es de color café y se encuentra rodeado por el nombre del establecimiento que en aquel entonces era: Starbucks Coffee, Tea and Spices. Éste diseño permaneció en uso hasta 1987.

En 1987 Starbucks fue comprado por el empresario Howard Schultz quien ya era dueño de su propia cadena de cafeterías llamadas Il Giornale (El Periódico). El logotipo que utilizaba Il Giornale consistía de un circulo color verde con el nombre del establecimiento escrito alrededor de la cabeza de Mercurio. Utilizaban al mensajero de los dioses como una analogía de la velocidad con la que preparaban las bebidas.

Nuevamente corrió a manos de Terry Heckler diseñar un (…) Leer más “Logo Starbucks”

Para Fortune, Steve Jobs es “El empresario más grande de nuestro tiempo” – FayerWayer

El conteo se basó en el impacto social y económico que cambió la visión, inspiración, innovación y el desempeño de las empresas a través del tiempo, como lo fue en su tiempo NeXT y posteriormente, la adquisición de Pixar. Aunque se le acusó por ser abusivo o mezquino, para Fortune, Steve Jobs es el empresario por excelencia de nuestra generación por ser “visionario, inspirador, brillante y vivo”.


Via Scoop.ithuman being in – perfección

En un conteo realizado por la revista Fortune, Steve Jobs, el fallecido co-fundador de Apple fue declarado como “El empresario más grande de nuestro tiempo”. Esta designación se debió a que Jobs tuvo ese instinto para crear productos que hicieron la diferencia frente a sus competidores, ya que no era algo intestinal, sino como él decía “conectar los puntos”.
El conteo se basó en el impacto social y económico que cambió la visión, inspiración, innovación y el desempeño de las empresas a través del tiempo, como lo fue en su tiempo NeXT y posteriormente, la adquisición de Pixar. Aunque se le acusó por ser abusivo o mezquino, para Fortune, Steve Jobs es el empresario por excelencia de nuestra generación por ser “visionario, inspirador, brillante y vivo”.

Esta es la lista completa de Fortune… Leer más “Para Fortune, Steve Jobs es “El empresario más grande de nuestro tiempo” – FayerWayer”

Un CEO exitoso es 100% emocional, dice el presidente de Starbucks

1. Todo importa: “A un emprendedor que está en el proceso de crear una compañía le diría que todo importa. Tienes que entregar decisiones, valores y recuerdos en una organización. De alguna forma uno está creando una casa, y tiene que ir construyéndola hasta que esté lista”, dice.

Muchos emprendedores cometen el error de centrarse en cosas que deben importar en el futuro, y se olvidan que lo importante es que las bases que se crean en el nacimiento de la empresa sean fuertes.

Respecto a eso Schultz asegurá que cree firmemente en las áreas de recursos humanos, y que es precisamente eso lo último que muchos emprendedores tienen en cuenta. El marketing y la producción son importantes, pero los recursos humanos son mucho más importantes y pocas veces tienen una asiento en las juntas directivas, eso es un gran error, explica.

2. Jamás ponerse por encima de nadie, ni exigirle a las personas aquellas cosas que uno nunca se exigiría a si mismo.

3. Contratar grandes pensadores, personas con ideas y el coraje para decir que tienen esas ideas y que buscan materializarlas. Personas que se atrevan a desafiar el Status Quo. “Yo contrato esas personas. Siempre le digo a mis empleados que no tienen que llegar a la compañía y batear un home run, porque ellos están ahí porque varias personas y yo creemos en ellos y en lo que pueden aportar a la compañía. Así que no tienen que llegar aquí y probar nada de inmediato”, afirma.

4. Los primeros 30 ó 60 días de una persona en la compañía son los más importantes. “Alguien que no adopte la cultura de Starbucks seguramente no tendrá los resultados que esperamos. Durante este lapso paso más tiempo con ellos, para que entiendan la tradición y la herencia que significa Starbucks”.

“Si uno no ama desmedidamente lo que hace, si no tiene pasión y entusiasmo no va a tener éxito cuando golpee algún obstáculo. Yo quiero ver emoción. Estamos en un negocio emocional, y necesito rodearme que gente que entienda que estamos en un negocio emocional y que sienta un afecto visceral por él”, agrega.


http://www.emprendedoresnews.com


El presidente mundial de Starbucks, Howard Schultz, ofrece sus consejos a emprendedores y a personas que están a punto de convertirse en presidentes de compañías. Un buen jefe, dice, tiene que ser antes que cualquier cosa, humano y tener capacidad de construir afectos viscerales.

En 1985 Howard Schultz fue jefe, en “Il Giordali”, un café recién inaugurado. Allí entendió que era responsable por algo más que él mismo, “la gente se apoyaba en mi”, señaló en una entrevista que le hiciera Adam Bryant del periódico New York Times.

En esa entrevista Schultz recordó que en ese momento escribió un memo en el que sostenía que la empresa se debería construir sobre valores y principios, y que estos debían ser tan importantes como el posicionamiento de la marca o el producto que estaban vendiendo. Ese dogma aún sigue vigente en Starbucks.

“Yo crecí en Brooklyn, mis sueños estaban más allá de mi condición. Quería construir una compañía diferente, en la que mi padre nunca tuvo la oportunidad de trabajar. La idea llegó de ver de primera mano, que si no eras una persona muy educada o con mucho éxito, el ambiente laboral no te trataría con respeto”, explica.

Para el presidente de Starbucks, los nuevos negocios se basan en la copia de modelos, y las personas olvidan que las compañías tienen memoria. Cuenta que muchas veces las personas van por la calle y le dicen: “admiro la cultura de Starbucks, ¿puedes ir a mi empresa y dar una charla para que todo se apropien de eso?”, no es tan fácil, asevera, porque no se trata de dar una charla, sino de todo lo que hay detrás de una cultura: las decisiones, el marco en que se ha establecido la empresa, la historia.

Consejos para emprendedores… Leer más “Un CEO exitoso es 100% emocional, dice el presidente de Starbucks”