Warner, Disney y la absurda lucha por el copyright del mundo de Oz, cuyo libro es de dominio público

La historia es la siguiente. Aunque el libro es de dominio público, el filme de Warner no, o al menos aquellas partes de la película originales de la productora (ejemplo: los zapatos de rubí de color rojo) y separadas de los escritos. Es decir, todo aquello mostrado en el filme que directamente estuviera en el libro, es de dominio público. El resto le pertenecería a Warner. Así lo dictaminó un juicio el año pasado.

Y aquí aparece Disney, quienes ahora han decidió lanzar la película Oz, the Great and Powerful con Sam Raimi como director y James Franco entre los actores. Proposición que Warner no está dispuesta a aceptar.

Disney registró el nombre de la película en octubre del año pasado. Una semana después y tras enterarse, Warner acudió a los registros para obtener The Great and Powerful Oz como dominio. La única diferencia entre ambos títulos reside en la palabra “Oz” (una al comienzo y otra al final). Warner intentó con este movimiento frenar la posibilidad de la película y esta semana el juez le ha dado la razón ha Disney explicando que había llegado una semana antes.

Como vemos, el absurdo llega a estos niveles, una pelea por obtener los derechos (y el dinero) que genera una obra que en esencia, no debería ser de ninguna de estas productoras. ¿Y qué va hacer Warner? Según cuentan desde Hollywood Reporter, podemos esperar cualquier cosa a tenor de las agresivas demandas de Warner contra cualquieraque intentara sacar dinero del mundo de Oz.

Warner tiene pensado sacar a finales de este año una película de animación sobre Dorothy, la protagonista de Oz. Para ello tiene pensado promocionar el filme desde el verano con todo tipo de merchandising.

Anuncios

Avatar de Miguel Jorge

 Miguel Jorge
http://alt1040.com


El libro The Wizard of Oz (El mago de Oz) fue liberado como dominio público en 1899. Esto no ha evitado que el sinsentido del copyright se “instalara” en la obra. Cuando en 1939 Warner estrenó la famosa película con Judy Garland, se hizo con el “imperio” de la obra original. ¿Cómo? El año pasado y gracias a un juez, se le dio a la compañía los derechos de autor, los cuales le dan autoridad sobre las “adiciones” creativas de la película (aquellas partes que no salen en el libro). Ahora Disney quiere estrenar Oz, the Great and Powerful… y así comienza una de las luchas más absurdas entre dos de los principales promotores del copyright en la historia de la humanidad.

Para ser sincero, el caso en torno a los derechos de autor que hoy nos ocupa resulta gratificante de ver desde la barrera. Se trata de la lucha encarnizada a la que se enfrentan Disney y Warner por obtener ciertos derechos de autor de una obra original que no les pertenece. Leer más “Warner, Disney y la absurda lucha por el copyright del mundo de Oz, cuyo libro es de dominio público”

How a solid brand strategy helped Vivid conquer the porn world

You might’ve thought that porn DVD peddlers had gone the way of Times Square peep shows, what with the worldwide interwebs bringing in as much free smut as anyone with a DSL connection can handle. But in the case of Vivid Entertainment, you’d be wrong—to the tune of nearly $100 million a year in revenue.

Obviously smarter than its counterparts in the music industry, Vivid is thriving because it’s learned how to brand its product, according to our sister pub, The Hollywood Reporter, and trade heavily on two cash cows: celebrity sexcapades and superhero parodies. (The former, via Tommy Lee and Pamela Anderson’s honeymoon romp, helped put Vivid on the map.


By T.L. Stanley

VividYou might’ve thought that porn DVD peddlers had gone the way of Times Square peep shows, what with the worldwide interwebs bringing in as much free smut as anyone with a DSL connection can handle. But in the case of Vivid Entertainment, you’d be wrong—to the tune of nearly $100 million a year in revenue.

Obviously smarter than its counterparts in the music industry, Vivid is thriving because it’s learned how to brand its product, according to our sister pub, The Hollywood Reporter, and trade heavily on two cash cows: celebrity sexcapades and superhero parodies. (The former, via Tommy Lee and Pamela Anderson‘s honeymoon romp, helped put Vivid on the map. Leer más “How a solid brand strategy helped Vivid conquer the porn world”