¿Eres trabajador del conocimiento? gracias @ingresos2 !


Ingresos Al Cuadrado

Si es así, tu principal capital, el conocimiento, está teniendo una segunda vida en la nube. En poco menos de 2 décadas hemos pasado, de no tener acceso a la información, a disponer de muchos conocimientos en abierto en la red, aunque todos tengamos que sufrir una infoxicación de información poco relevante.

El paradigma del trabajador del conocimiento está cambiando a velocidad luz. Si eres empleado, ya tienes asumido que el talento no tiene ubicación, y que tu competidor directo puede estar en la India o en Ucrania. Tu puesto de trabajo ya no es seguro, a pesar de tus diplomas y de tu experiencia. La globalización te está impactando cada vez con más fuerza, al igual que los cuellos azules preocupados por las des-localizaciones de los centros industriales. Asumes, para mí, un riesgo demasiado alto: encontrarte un buen día en la calle sin haber preparado un plan B. Ese plan B es el de tener acceso directamente a una fuente de posible clientes. Emprender, en pocas palabras…

Si ya trabajas como Freelance o con una profesión liberal, también percibes que los cambios introducidos por la nube son profundos. Ya no volverás a practicar nunca tu oficio como lo hacías antes. Los médicos ahora se enfrentan a pacientes informados y a veces críticos con las relaciones turbias entre industria farmacéutica y los médicos. No aceptan las recetas sin más, ni que se les hable de forma distante o como a un  niño pequeño (el síndrome del profesor tan común en los médicos). La tele-medicina está aquí, aunque totalmente parada en estos periodos de recortes de presupuestos, mientras los primeros proyectos globales del conocimiento están apareciendo. Sí, habrá consultas a distancia, de la misma forma que ya se operan pacientes en remoto, con la asistencia de robots. Los médicos también van a “virtualizarse” poco a poco. Sin un presencia activa en Internet (campañas de publicidad online), en muchas especialidades ya es totalmente imposible captar clientes hoy en día. Véanse clínicas de todo tipo, dentistas, etc..

 

El decálogo del trabajador del conocimiento en la nube

#3 – Usaré un blog para transmitir mi pasión y conseguir visibilidad

Quieres un micro negocio que no dependa únicamente del boca a boca.

¿Por qué?

Porque lo estás sufriendo ahora: en épocas de crisis, el boca a boca se seca.

¿Qué alternativa hay al boca a boca?

Los micro-negocios no suelen tener pasta para hacer campañas de publicidad online o acciones tradicionales offline. En estos momentos, con suerte pueden estar en ferias y eventos sectoriales.

Pues existe un método eficaz y moderno de llegar a la gente. Es el de apostar por un blog: Alguien busca algo en Google, te encuentra en la primera página del buscador y termina aterrizando en tu blog. El resto está en tus manos: si aportas valor, te harán caso.

Si no montas un blog, me temo que nunca dependerás de ti solo, y tus intermediarios siempre te impondrán sus precios y se quedarán con los mejores clientes.

#4 – Conectaré de verdad con las personas que me siguen

Los negocios siguen siendo negocios. Una persona conecta con otra y hay un “deal”. Cuando no dispones de una marca potente y reconocida, tienes que generar confianza.

los #10 completos aquí

En la nube, la gente toma decisiones sin llegar a conocerte nunca en la vida real. Por eso, para que esto ocurra, tienes que ayudarles a simular el entorno tradicional offline;

  • No te escondas en tu web/blog. Da la cara, pon fotos y vídeos. La gente conecta con una persona, no con un artículo.
  • Conversa con tu audiencia: Trata de ser el comentarista nº1 en tu blog, y de responder a los comentarios que te entran. Es increíble para mí ver el número de bloggers que no le hacen ni caso. ¡Vaya forma de quemar posibles pre-leads!
  • Responder a las peticiones por email, lo mejor y lo más rápido posible. Si, la velocidad importa. Si no eres rápido, por lo menos intenta ser educado y responder a todas estas peticiones.

Sin confianza no hay ventas, avisado estás.

#5 – Venderé servicios para personas y trataré de innovar en mi sector

La forma más rápida y probable de generar ingresos en Internet es a través de la venta de servicios para personas. Piensa en los Personal Shoppers, los entrenadores personales, los coaches, los mentores, los asesores de todo tipo, los consultores de toda la vida, etc.

Pero hay vida más allá de la venta tradicional de servicios. Si tienes un Know How, en vez de hacerlo para tu cliente, puedes formarlo para que lo haga él mismo y/o acompañarle a lograr sus propias metas/resolver sus problemas.

Pienso en:

  1. La venta de productos digitales
  2. La prescripción de productos y servicios relevantes para tu audiencia
  3. Las ventas indirectas fruto de una marca personal visible y reconocida: libros, charlas en eventos, cursos/workshop in-company en la gran empresa

Tienes que renovarte. Si sigues haciendo lo mismo desde hace años y cada vez ganas menos: ha llegado el momento de innovar.

 

los #10 completos aquí

 

Cómo evitar que marquen tu newsletter como spam | Por Mercedes Galán


Imagen del post Cómo evitar que marquen tu newsletter como spam

Por: Mercedes Galán
Webmaster & Social Media Manager
baquia.com

Has hecho una campaña por e-mail, que crees que es buena, informativa y dirigida a suscriptores potencialmente interesados. No eres un spammer, pero algunos usuarios han reportado abuso. ¿Por qué has acabado en una lista negra?

Mercedes Galán, Webmaster & Social Media Manager

Las newsletters o boletines son algo habitual en nuestra bandeja de entrada, pero no siempre son bien recibidas. Se puede estar enviando información con la mejor intención, y sin embargo ser percibida como spam y marcada como tal en el correo. Y en cuanto el usuario marca el correo como spam, se produce un reporte de abuso que llega a su proveedor de servicios de Internet (ISP). Si un número determinado de destinatarios informa de abuso a un ISP, éste puede bloquear todo lo que venga del servidor de donde proceden esos mensajes. No sólo los spammers acaban en listas negras.

¿Cómo evitarlo? Lo primero, repasa los tres puntos básicos. Si no los estás cumpliendo, mal empezamos.

¿Envias demasiadas newsletters?

Si la frecuencia de envío es demasiado elevada, que los destinatarios reporten abuso es una cuestión de tiempo, a no ser que lo hayan solicitado así.

¿Cómo has conseguido la lista de e-mails?

La única forma válida de conseguirla es solicitando el e-mail y a continuación verificando que el usuario efectivamente ha solicitado su inclusión en la lista mediante un envío a dicho e-mail para que lo confirme. De esta forma el usuario acepta la suscripción dos veces. Si la lista la has copiado de algún sitio, o has incluido contactos que crees que pueden estar interesados con tu mejor intención, o peor aún, la has comprado, hay muchas posibilidades de que algunos informen de abuso.

¿Hay forma de darse de baja en tu newsletter?

Si no se desea continuar suscrito, el usuario debe poder darse de baja desde la misma newsletter con facilidad.

Una vez revisados estos tres puntos, si honestamente los estás cumpliendo, vamos a cuidar otros detalles no tan obvios para que tus campañas de e-mail marketing no acaben siendo etiquetadas como spam.

Error nº 1: Falta de visibilidad de la forma de darse de baja

Aunque la mayoría de newsletters ofrecen esta posibilidad, a veces está muy escondida, tal vez para desanimar la baja. La recomendación es que esté bien visible, a ser posible al inicio de la newsletter. ¿Por qué? Pues porque si quieren darse de baja lo harán, y si no encuentran la forma de hacerlo a simple vista, marcarán el correo como no deseado o spam, y no será con intención de denunciar abuso, probablemente no saben que lo están haciendo. Simplemente creen que es la forma de desuscribirse. Si la opción de darse de baja está visible será la que utilizarán y el reporte de abuso no se producirá. Muchos reportes de abuso se producen porque el usuario confunde la pestaña de correo no deseado con la forma de darse de baja. Leer más “Cómo evitar que marquen tu newsletter como spam | Por Mercedes Galán”