7 pasos… para desatar el súper héroe interior | vía TIKBER


Este mes ha sido uno de intensos momentos. Adaptarse a un nuevo estilo de vida desde las áreas de Salud, Vitalidad y Disciplina no es fácil, nunca lo es, a veces deseamos más la comodidad del placer de aquello que nos debilita a la incomodidad de introducir aquello que nos fortalece. Es una batalla de estructuras emocionales, físicas, intelectuales y espirituales. Puedo ahora, ver el proceso de cambio después de 28 días que es lo que usualmente determinamos en tiempo para convertir una práctica constante a un hábito apasionante.

En el Ciclo del Héroe al igual que en la metodología de Life Coaching de Tony Robbins, existen 7 pasos que producen una transformación hacia un nuevo nivel de operar, sentir y pensar. Una trascendencia real que permite progresar hacia nuevas posibilidades y decisiones importantes que llevan a un nuevo destino. Los 7 Pasos para desatar EL Héroe que llevas dentro son:

1. Conócete: “Conócete y las puertas del Universo se abrirán ante ti”. Frase engranada en piedra que los siete sabios colocaron en el frontispicio del templo de Apolo en Delfos. Muchas veces estamos tan enganchados con la emocióngenerada por nuestras proyecciones, que no nos damos cuenta de lo que realmente nos sucede. Ese darse cuenta, de cuál es nuestro punto de enfoque, el significado que le damos y nuestra reacción física, nos lleva a un descubrimiento. Darse espacio para observarse y “ser la olla, no el sancocho” nos permite asumir la responsabilidad de aceptar el desafío, cruzando el umbral hacia el llamado a la aventura, y comenzar el camino heroico hacia un nuevo destino. Conocerse es descubrir aspectos que ocultamos, echando culpa y responsabilidades a facciones que no tienen nada que ver con el reto a enfrentar. Ese proceso de observar nuestra realidad desnuda, nos permite tomar otra perspectiva para luego:

2. Romper el patrón limitante. Sacudir el patrón limitante es un proceso rápido, quirúrgico y consciente. Es ubicar dentro de cada uno de nosotros los recursos necesarios, focalizándonos a otras áreas de posibilidad para tomar decisiones y hacer el cambio. Requiere sacudir la emoción que nos mantiene estancado a la situación actual por una de 3 vías: Lenguaje Interno, Enfoque o Corporalidad. Un buen coach debe ser experto en romper patrones. Encontrar alternativas potenciadoras a nuestro enfoque primario, lenguaje interno y la actividad corporal para decidir y ejecutar de inmediato, nos lleva a la acción. Romper patrones nos lleva a otra estructura de realidad. No hace falta escudriñar el pasado o las causas emocionales de la zona estancada. Todo se mueve hacia una resolución lógica que se basa en nuestras verdaderas aspiraciones.

Quizá el tener un estilo de vida sano de dieta y ejercicio era para mí una meta de prioridad 5 hace 3 meses. Desde el momento en que un médico me lo planteó de vida o muerte, el cambio se volvió inmediato, ahora se tornó prioridad 1. Mi trabajo de coaching fue hacer que esa transición fuese placentera y potenciadora. ESO, requirió mucha ruptura de patrón.

Dentro de una nueva estructura emocional, lógica, elevada y potenciadora entonces se puede seguir con el tercer paso, uno de altísima importancia en el proceso de transformación:

3. Lograr Apalancamiento. El apalancamiento se produce al conectar intensidad a las dos fuerzas que dominan nuestro comportamiento, DOLOR y PLACER, hacia una visión establecida. Asociar incomodidad con la situación actual (que es cómoda por naturaleza) y placer a un resultado deseado, implica atravesar una fuerte barrera de resistencia edificada por nuestro subconsciente. Una vez que se establece una conexión emocionante, placentera, lógica y apasionante con el resultado deseado, y al mismo tiempo una estructura de insatisfacción con la situación actual, nos volvemos mas alerta a las oportunidades. Empezamos a poner en acción las pautas que permitirán mantenerese nivel de energía. Asociar placer masivo al resultado deseado conecta con la respuesta a la pregunta ¿Cómo vas a sentirte al haber logrado aquello que te propones? Ya en esa estructura, no hay vuelta atrás y se sigue al siguiente paso:

4. Redefinir el problema. Leer más “7 pasos… para desatar el súper héroe interior | vía TIKBER”

10 signs that you aren’t cut out for IT

It’s a tough world out there. Anyone who’s ever worked in IT knows just how tough it is. And if you’re not totally up for the challenge, there will always be someone else who is. But for anyone considering getting into the world of IT, or for those considering getting out of IT… how do you know? How do you know whether you are really cut out for the career that chews up and spits out its young? Well, I have a handy list of signs that maybe IT isn’t the best fit for you.
1: You lack patience

Patience is most certainly a virtue in IT. When some problems strike, they strike with vengeance and most often require a good deal of time to resolve. If you are without patience, you’ll either give up, lose your mind, or pull out all your hair. But the need for patience doesn’t end at dealing with problems. Many times, end users will test your patience more than the technology will. If that’s the case, I recommend that you either get away from having to deal with end users or (if that’s not possible), leave IT immediately.
2: You have no desire to continue your education

IT is an ever-evolving field and without the desire to continue learning, you’re already way behind the curve. This is one of those fields where you must be okay with constantly learning something new. That might mean taking a class or attending a workshop or just hitting the books on your own. But no matter how you slice that education, you must be willing to continue to learn.
3: You refuse to work outside 9-to-5

Technology doesn’t adhere to a set schedule. Servers go down whenever they want and business must go on. So you must be willing to wake up in the middle of the night, work long hours during the week, and work weekends. If you’re someone who refuses to let your workweek interfere with your personal life — well, the writing on the wall is pretty clear.
4: You don’t like people…


It’s a tough world out there. Anyone who’s ever worked in IT knows just how tough it is. And if you’re not totally up for the challenge, there will always be someone else who is. But for anyone considering getting into the world of IT, or for those considering getting out of IT… how do you know? How do you know whether you are really cut out for the career that chews up and spits out its young? Well, I have a handy list of signs that maybe IT isn’t the best fitfor you.

1: You lack patience

Patience is most certainly a virtue in IT. When some problems strike, they strike with vengeance and most often require a good deal of time to resolve. If you are without patience, you’ll either give up, lose your mind, or pull out all your hair. But the need for patience doesn’t end at dealing with problems. Many times, end users will test your patience more than the technology will. If that’s the case, I recommend that you either get away from having to deal with end users or (if that’s not possible), leave IT immediately.

2: You have no desire to continue your education

IT is an ever-evolving field and without the desire to continue learning, you’re already way behind the curve. This is one of those fields where you must be okay with constantly learning something new. That might mean taking a class or attending a workshop or just hitting the books on your own. But no matter how you slice that education, you must be willing to continue to learn.

3: You refuse to work outside 9-to-5

Technology doesn’t adhere to a set schedule. Servers go down whenever they want and business must go on. So you must be willing to wake up in the middle of the night, work long hours during the week, and work weekends. If you’re someone who refuses to let your workweek interfere with your personal life — well, the writing on the wall is pretty clear.

4: You don’t like people… Leer más “10 signs that you aren’t cut out for IT”

Coaching, una disciplina adolescente

El coaching parece encontrarse en una situación caótica, donde conviven profesionales con formaciones muy distintas y los clientes no siempre tienen muy claro qué se puede esperar de esta disciplina. Frente a este incierto panorama, en la comprensión e interpretación histórica está la clave de la identidad actual y futura del coaching…
Por Leonardo Ravier

Así, observábamos algunas tendencias como la existencia de coaches con backgrounds muy diferentes y las distintas expectativas de los clientes a la hora de contratar un coach (expectativas que no siempre se corresponden con lo que la profesión puede ofrecer).


El coaching parece encontrarse en una situación caótica, donde conviven profesionales con formaciones muy distintas y los clientes no siempre tienen muy claro qué se puede esperar de esta disciplina. Frente a este incierto panorama, en la comprensión e interpretación histórica está la clave de la identidad actual y futura del coaching…
Por Leonardo Ravier

Así, observábamos algunas tendencias como la existencia de coaches con backgrounds muy diferentes y las distintas expectativas de los clientes a la hora de contratar un coach (expectativas que no siempre se corresponden con lo que la profesión puede ofrecer). Leer más “Coaching, una disciplina adolescente”