Ser “ingoogleable”, bendición o maldición – gracias @bbcmundo


Redacción – BBC Mundo
*Extracto @gabrielcatalano

La ‘ingoogleabilidad’ significa cada vez más privacidad

Cameron Hulett, director ejecutivo de marketing digital en Undertone

Una firma que escogió llamarse a sí misma ‘367’ podría entender que su nombre es como pegarse un tiro en el pie, ya que cuando la gente lo busca en Internet se encuentra con varias rutas de buses antes de llegar a la empresa.

Una situación similar podría enfrentar un persona con un nombre común al tratar de promover sus publicaciones. Mark Smith en un buscador puede resultar en miles de otros Mark Smiths antes de llegar al que realmente es.

Pero hay quienes buscan intencionalmente ser ingoogleables. Leer más “Ser “ingoogleable”, bendición o maldición – gracias @bbcmundo”

Anuncios

Las palabras del mundo digital llegan al diccionario – por @TomChatfield


Tom Chatfield, experto en cultura digital – Para BBC

Varios diccionarios han incluído entre su vocabulario términos de uso frecuente en los escenarios digitales.

(…) la legión de expresiones como ‘PLOP’ (el sonido de un desmayo), quejidos como ‘Auch‘ y técnicas de redes sociales para hacer más dramática la escritura como #YomeEntiendo.

En cada caso la línea divisoria es enormemente generacional, con un toque de esnobismo y estética. Sin embargo, incluso las divisiones aparentemente obvias entre lo viejo y lo nuevo se pueden analizar más a profundidad.

Cuando el Diccionario Inglés de Oxford dio el salto y agregó a su vocabulario algunos “acrónimos notables” en marzo de 2011, como OMG –por la expresión en inglés “Oh Dios mío”’, o LOL, que en inglés significa “reírse en voz alta”; o FYI –cuya traducción en español es PSI o para su información, aclaró que la primera vez que se reportó el acrónimo OMG fue en una carta de 1917 de nada más y nada menos que Winston Churchill.

Incluso la personificación más emblemática de la mensajería en línea, el emoticón – caras felices o tristes dibujadas con signos de puntuación -:) o :(-, fue alguna vez publicado en el siglo XIX por la revista satírica Puck bajo el título “El arte tipográfico”.

Nos hemos acostumbrado tanto a decir en voz alta cosas como “puntocom” que nos olvidamos de que estamos hablando en signos de puntuación.”

Tom Chatfield

Pero sería perverso pretender creer que no hay nada inusual en la era de Internet. Al menos en el abandono de las palabras habladas como el motor del cambio lingüístico hacia el acto de escribir en una pantalla.

Nos hemos acostumbrado tanto a decir en voz alta cosas como “puntocom” que nos olvidamos de que estamos hablando en signos de puntuación.

La velocidad en la comunicación hoy está sincronizada con la velocidad con la que las palabras son adoptadas. Bicicletas, automóviles y teléfonos fueron palabras que tomaron décadas en ser parte la vida diaria, como palabras e incluso como objetos.

Con la gran oferta en línea, el éxito puede ceñir el mundo en cuestión de meses. Me burlé cuando escuché por primera vez el término Twitter. Ahora lo acepto tanto como el verbo “googlear” -buscar en Google- que se ha convertido en parte activa de decenas de idiomas en el mundo.

 

Donde el hábito lidera, el lenguaje lo sigue

Leer más “Las palabras del mundo digital llegan al diccionario – por @TomChatfield”

Suiza se enriquece fabricando oro en lingotes


Imogen Foulkes
BBC, Suiza

Auge en medio de recesión
Suiza controla el negocio mundial de refinación de oro.

A pesar de toda la discusión acerca de una recesión económica mundial, o quizás debido a ello, el mercado del oro está en auge.

Oro

“Desde la crisis financiera de 2008, el oro se ha popularizado”, dice el gerente de la refinería, Mehdi Barkhordar.

“De repente hubo una crisis de confianza”, continúa. “La gente ya no podía tener certeza de que su sistema bancario iba a estar intacto, o incluso que el sistema financiero de su país estaría intacto … de ahí la gran demanda por lingotes y monedas de oro”.

“Yo lo describiría como una especie de seguro”.

El asesor financiero Roberto Grassi está de acuerdo con ese análisis. El oro es un bien para tiempos de incertidumbre.

“El oro es un tipo de inversión que usted compra y guarda”, explica. “Está ahí para una razón, crisis o guerra particular. En esos momentos es absolutamente valioso, en cualquier parte del mundo”.

Y, agrega Grassi, a pesar de que el precio del oro ha aumentado considerablemente este año, eso no debe ser visto como una especulación, sino como una inversión segura.

“Creo que es seguro tener una parte de su inversión en oro, por la sencilla razón de que hoy en día el efectivo ya no es seguro. El oro todavía estará allí, sea cual sea la inflación y sin importar cuánto pierda en valor el papel moneda”.

Pero a pesar de la popularidad del oro, hay preocupación acerca de las condiciones de los sitios donde se extrae y sobre las condiciones de los trabajadores en las minas de oro.

Desde la introducción del proceso de certificación de Kimberley para los diamantes, diseñado principalmente para asegurar que los diamantes se compren sólo de fuentes registradas que no estén relacionadas con conflictos, se han dado pasos para introducir un proceso similar para el oro.

Leer más “Suiza se enriquece fabricando oro en lingotes”

Preguntar en 140 caracteres – gracias a @LNdata


por http://blogs.lanacion.com.ar/data

En nuestro país, en el marco del decreto 1172 los pedidos sólo pueden hacerse en papel. La plataforma electrónica es todavía una gran deuda del Estado y las solicitudes por Twitter, parecen hoy muy lejanas.

 

Image representing Twitter as depicted in Crun...
Image via CrunchBase

Twitter puede no ser el canal más efectivo, pero es un medio totalmente válido para preguntar por información pública en Inglaterra.

No sólo eso. En noviembre de 2012, la Oficina del Comisionado de Información (ICO, sus siglas en inglés), órgano destinado a fomentar el acceso a datos oficiales y proteger la información personal en ese país, elaboró una breve guía donde explica los requisitos que deben cumplirse para que el pedido sea considerado.

Aquí, las claves: 

  1. Es necesario dar el nombre real: puede estar en el usuario de la cuenta o en el perfil de quien consulta. En Inglaterra, los funcionarios públicos no están obligados a responder las solicitudes de acceso a la información realizadas con seudónimos, aunque, desde ICOreconocen que es una muy buena práctica hacerlo.
  2. Brindar una dirección de correspondencia:  domicilio postal o simplemente un correo electrónico. Se puede dar el usuario de Twitter, si bien  recomiendan no hacerlo debido a las limitaciones a la hora de responder. Una posible solución es publicar la información en el sitio del organismo y luego enviar  el link.
  3. Por último, las dependencias deben “alentar el uso responsable de la red social como medio para hacer solicitudes de acceso a la información”.

¿Qué nos enseña esto?
Leer más “Preguntar en 140 caracteres – gracias a @LNdata”

Las conexiones a Internet en el país crecieron 39% en 2012


Vía NACION Data

El 84,19% de los accesos totales en el país son residenciales, de los cuales 6 de cada 10 están localizados en Capital Federal y Gran Buenos Aires.

Durante el año pasado, la Patagonia mostró el mayor aumento nacional de conexiones a la red. Santa Cruz creció 72,8% en un año hasta 66.692 accesos; Chubut, 72,7% (161.132); Tierra del Fuego, 70,6% (75.150). Por otra parte, Mendoza también se anotó con 72,8% (382.612).

 

arg_conectividad


Evolución de los accesos residenciales a Internet por provincia. – Referencias: Rojo: crecimiento de las conexiones de 0 a 40%; amarillo, de 41 a 70%; y rojo, de 71 a 100%.

De acuerdo a un informe de Internet World Stats , Argentina es el país con mayor penetración de Internet en Sudamerica: el 67% de la población tiene algún tipo de acceso a la red.

“Gran parte de lo que se consume de forma ilegal no se habría comprado sin la piratería”


Bandera-Autor-Fuente-Wikimedia-Commons_CLAIMA20110201_0152_4

“Gran parte de lo que se consume de forma ilegal no se habría comprado sin la piratería”, dice el estudio, que analizó la conducta de 16 mil europeos y que no cubre el impacto de las descargas no autorizadas en el comercio de CDs y otros formatos tradicionales. Según el informe, la relación es esta: un 10% más de clicks en páginas con descargas ilegales significa un 0,2% más de compras en música digital. En el caso del streaming, la relación es más directo: un 10% de aumento se traduce en un 0,7% más de ventas.

Descargar el informe (PDF)

Bandera pirata de “Henry Every“. Autor: WarX (Fuente: Wikimedia Commons)

Vía ieco.clarin.com