aníbal goicochea

En un “mundo ideal” y mientras sea posible, en la gestión de un proyecto, preferentemente al comenzar, nos deberíamos plantearnos las siguientes preguntas:

  • Formulación del problema: ¿Cuál es el problema?, ¿Por qué es un problema?
  • Misión del proyecto: ¿cuál es el propósito de este proyecto?
  • Objetivos del proyecto: ¿Cómo podríamos descomponer los objetivos en elementos específicos, mensurables y justificables?
  • Estrategia del proyecto: ¿Cómo pensamos resolver el problema? o ¿cómo pensamos aprovechar la oportunidad?
  • Requisitos: ¿Cuáles son los resultados detallados que produce el proyecto?
  • Criterios de éxito: ¿Qué debe suceder para que el patrocinador, cliente y público interesado declaren que este proyecto ha sido un éxito? o ¿Qué valor de negocio estamos obteniendo de este proyecto?
  • Alcance del proyecto: ¿Qué conseguirá el proyecto? o ¿Qué no conseguirá el proyecto?
  • Resultados: ¿Qué resultados tangibles estamos produciendo y demuestran que se esán los criterios de alcance?
  • Riesgos: ¿Qué eventualidades podrían afectar al éxito…

Ver la entrada original 58 palabras más

Anuncios

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!