McDonald’s cambió los juguetes de la Cajita Feliz por libros


 

happymeal

Innovaciones saludables para todos

La Cajita Feliz de McDonald’s es un gran invento. Los chicos la adoran por el juguete y los padres porque funciona como incentivo para que sus hijos coman.

 

En los últimos años, la empresa de comida rápida le imprimió algunos cambios en la búsqueda mejorar sus valores nutricionales y hacerla más saludable: menos cantidad de papas fritas y a cambio manzanas en rodajas, jugo de naranjas o leche en reemplazo de la gaseosa. La filial del Reino Unido, hace pocas semanas, lanzó una campaña que la hará todavía mejor: libros para niños en lugar de juguetes, en general de los últimos estrenos de cine. Una propuesta de mentes más sanas además de cuerpos más sanos.

La campaña “Lectores felices” (Happy Readers) prevé distribuir más de 15 millones de libros de ficción y no ficción para niños para fines de 2014; y si logra entregar un libro por cada Cajita feliz que se vende, la compañía se convertiría en la mayor distribuidora de libros infantiles del Reino Unido. Para el lanzamiento, eligieron libros de no ficción de la serie Mundo Asombroso de la editorial DK Books, que abordan temas como las estrellas y los planetas, los grandes felinos y los océanos, todos con stickers o rompecabezas alusivos. Aunque ya están trabajando, según anunciaron en un comunicado, en acuerdos con otros editores y distribuidores. Uno de ellos, la librería W.H. Smith, ofrecería en el futuro la posibilidad de canjear en sus locales al público el libro que le tocó por algún otro de su interés. 

La iniciativa, que está vigente desde el 9 de enero hasta el 13 de febrero de 2013, recibió el apoyo de la Cámara del Libro británica –National Literacy Trust (NLT)–, que cuenta con un estudio reciente realizado a 21.000 niños de todo el país, con resultados desalentadores: más del 30% de los niños no posee sus propios libros y el 50% no disfruta la lectura. El director de la Cámara, Jonathan Douglas, dijo: “Nuestra investigación nos dice que existe una relación muy clara entre la propiedad de libros y el éxito en la vida de los niños en el futuro. Iniciativas como esta campaña juegan un papel importante en conseguir que más libros lleguen a las manos de los niños, e inspiren a las familias a leer juntos como un pasatiempo divertido e interactivo”.

En los últimos años, McDonald’s puso en marcha muchos cambios para posicionar su marca. Agregó opciones más saludables de alimentos (los wraps, la variedad de ensaladas, las frutas, etc.), auspició los últimos Juegos Olímpicos de Londres, y hasta propició cambios temporales de nombre, como en Australia, donde cambió sus carteles por otros que dicen “Macca” en 13 locales, a raíz de una encuesta en la que el 50% de los australianos llamó a la marca por su nombre abreviado. Ahora, la intención es alfabetizadora, ¿tendrá éxito? Una prueba piloto el año pasado les dio buenos resultados (9 de cada 10 padres le levantaron el pulgar) pero, ¿seguirán pidiendo los niños la Cajita feliz si tiene un libro en lugar de un juguete?

Fuente: cukmi.com

 

Anuncios

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!