Marketing Personal para Médicos | tendencias21.net |


Editado porJavier Barranco Saiz

Con el título con el que encabezo esta serie de artículos, quiero expresar que no voy a tratar ni del Marketing Sanitario ni del Marketing Médico, sino de la filosofía de Marketing que un médico debe tener ante un paciente que, a pasos agigantados, está transformándose en un cliente, con todo lo que esto implica en sus mutuas relaciones. 

Al exponer este Marketing “personal” para médicos no lo vamos a plantear como un clásico Plan de Marketing, ni como un análisis de las distintas políticas de éste aplicables a la Medicina, sino que nos vamos a limitar a la necesaria adaptación de su comportamiento a unas nuevas exigencias de su “mercado” y a la imprescindible modificación de la estrategia comunicativa que deberá adoptar basada, en gran medida, en las Redes Sociales ya sean generalistas como facebook o twiter o de carácter profesional como http://www.neomed.es. 

La realidad de estos tiempos tan críticos es que la práctica sanitaria va perdiendo parte de la magia de la que ha estado imbuida durante siglos y se va acercando, hasta casi coincidir, con la mera actividad empresarial.

Los centros médicos, públicos y privados, ante el imperio de las cuentas de resultados, se ven obligados a implantar sistemas de gestión que los hagan más eficientes y eficaces desde un punto de vista eminentemente económico. Por otro lado, la denominada, eufemísticamente, Crisis del Estado del Bienestar está incidiendo dramáticamente en la Sanidad Pública, recortando los medios financieros destinados a ella, lo que está obligando a buscar fuentes de recursos alternativas, de forma similar a como lo hace cualquier otra entidad lucrativa o no. Con este planteamiento mercantilista surge, como fenómeno desconocido en este ámbito, la lucha competitiva por lograr esos recursos.

Competencia con los ajenos al sector, que aspiran a conseguir una parte sustancial de la mísera tarta financiera a repartir, y competencia, además, con los similares por conseguir mayores cuotas de mercado. Este ambiente competitivo va a exigir un cambio de estrategia y, necesariamente, un planteamiento distinto al que, hasta ahora, han tenido las instituciones sanitarias y, por ende, los profesionales de la Medicina. Van a tener que abandonar la postura preeminente, estática, pasiva, y ser proactivos: salir al mercado a ofrecer sus servicios y establecer con sus pacientes una relación igualitaria y similar a la que puede tener una empresa comercializadora de productos de gran consumo con sus clientes.

Si estuviéramos hablando de Marketing Sanitario en sentido amplio, deberíamos analizar el mercado, definir las políticas de productos y de precios, establecer la estrategia de Comunicación en sentido global y crear el argumentario de ventas a utilizar. Pero, conscientemente, no queremos, en estos artículos, ir por esos derroteros sino sólo exponer aquello que, en nuestra opinión, necesitaría el médico para actuar, él personalmente, en la Óptica de Marketing que estos tiempos van a requerirles.

Los que tenemos varios familiares, muy cercanos, en la profesión y hemos vivido estrechamente el desarrollo de sus carreras, sabemos que a los médicos se les forma, óptimamente, para diagnosticar y para curar, pero no para que vendan sus servicios, busquen sus clientes y les fidelicen. 

Esta labor comercial, a la mayoría de ellos, les repele, profesionalmente hablando, ya que consideran, consideramos, que la Medicina es una rama de la Ciencia, quizás, superior al resto de las otras ramas ya que su fin es mantenernos a los humanos en las mejores condiciones físicas y mentales. Sin embargo, ante la transformación que se ha producido en la Sociedad y que afecta, directamente, a la clase médica, no les va a quedar más remedio que cambiar de mentalidad ya que, si no se produce esta evolución interna, difícilmente se podrá entender el nuevo mundo profesional al que, en muy corto plazo de tiempo, se van a ver abocados.

Todo el entorno sanitario se está modificando como lo están haciendo el resto de los entornos sociales, legales, laborales, políticos, empresariales o medioambientales. Va a cambiar, está cambiando ya, tanto el papel del médico como el perfil tipo del paciente, su relación con el mismo, los sistemas sanitarios, las tecnologías aplicables a la Medicina o las formas de comunicarse tanto con los pacientes como con sus colegas de profesión.

Pero para no perdernos en el bosque de los cambios, vamos a centrarnos en ese Marketing personal para médicos, objeto de nuestra disertación y, en concreto, en dos aspectos muy precisos del mismo: – La relación del médico con el nuevo tipo de paciente, y – La estrategia de Comunicación personal del médico en el entorno tecnológico actual. En las sociedades modernas el Marketing se está imponiendo; en todos los sectores se aplica y la mayor parte de los profesionales lo utilizan. Quizá, hace unos años, hubiera sido inimaginable que en el ámbito sanitario pudiera ser de efectividad pero, hoy, casi todo el mundo está convencido de su necesidad. 

La competencia y la crisis económica obligan. Y, aunque muchos médicos siguen pensando que la profesionalidad es el único factor de atracción del paciente, la realidad es que el Marketing está ayudando, y les va a ayudar mucho más en el futuro, a conseguir nuevos pacientes y a potenciar y mejorar su imagen social y personal.

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!