La recesión no consigue desalentar el deseo de los consumidores por las marcas de lujo.

El último estudio Global 500 realizado por Brand Finance sobre las marcas más destacadas del mundo sugiere que, en lugar de adaptarse a las circunstancias del momento, los consumidores están dejando a un lado sus productos de hogar tradicionales favoritos y otros artículos de gama baja, adoptando un estilo de vida más lujoso y optando por marcas exclusivas a pesar del desalentador panorama económico actual.
El informe Brand Finance® Global 500 muestra cómo el declive económico mundial ha originado una nueva especie de marcas, impasibles ante la recesión y ambiciosas, denominadas “Alphabrands” (marcas Alfa), a las que nos aferramos por motivos de calidad a pesar de la situación económica del momento. Contrariamente a la tendencia que vería a los consumidores optar por artículos de gama baja en tiempos de incertidumbre económica, nuestros resultados revelan que, cada vez más, los consumidores están inclinándose por diseños de vanguardia y alta calidad. Algunas de las cadenas de moda más prestigiosas del mundo han experimentado un aumento considerable de utilidades, con marcas como Louis Vuitton ($4.900 millones), Hermès ($3.400 millones) y Polo Ralph Lauren ($3.300 millones) incrementando su valor de marca.

Anuncios

Via Scoop.ithuman being in – perfección

El último estudio Global 500 realizado por Brand Finance sobre las marcas más destacadas del mundo sugiere que, en lugar de adaptarse a las circunstancias del momento, los consumidores están dejando a un lado sus productos de hogar tradicionales favoritos y otros artículos de gama baja, adoptando un estilo de vida más lujoso y optando por marcas exclusivas a pesar del desalentador panorama económico actual.

El informe Brand Finance® Global 500 muestra cómo el declive económico mundial ha originado una nueva especie de marcas, impasibles ante la recesión y ambiciosas, denominadas “Alphabrands” (marcas Alfa), a las que nos aferramos por motivos de calidad a pesar de la situación económica del momento. Contrariamente a la tendencia que vería a los consumidores optar por artículos de gama baja en tiempos de incertidumbre económica, nuestros resultados revelan que, cada vez más, los consumidores están inclinándose por diseños de vanguardia y alta calidad. Algunas de las cadenas de moda más prestigiosas del mundo han experimentado un aumento considerable de utilidades, con marcas como Louis Vuitton ($4.900 millones), Hermès ($3.400 millones) y Polo Ralph Lauren ($3.300 millones) incrementando su valor de marca.

2012 ha sido también testigo de la reincorporación de casas de alta costura como Prada y Coach, con Christian Dior y Burberry apareciendo por primera vez en la clasificación Global 500. La marca de joyería de lujo Tiffany & Co también se ha incorporado a la Global 500 por primera vez ($2.900 millones) y los prestigiosos relojeros suizos Cartier han pasado a formar parte de la lista de marcas más destacadas, con un valor de ($3.100 millones).

Dado que los consumidores siguen permitiéndose adquirir este tipo de productos durante la recesión, marcas como Rolls Royce han experimentado un aumento de valor de marca del 17%, alcanzando los $3.100 millones. Asimismo, tanto Daimler como BMW se han beneficiado de este resurgimiento del interés en autos de lujo, registrando un incremento de un 20% y un 5% en sus valores de marca.
Otra evidencia latente que demuestra este nuevo interés por los artículos de lujo ha sido la desvalorización experimentada por supermercados como Sainsbury’s (con un valor actual de unos $5.800 millones), ASDA ($9.400 millones) e incluso Marks and Spencer‘s ($4.500 millones), todos los cuales se han enfrentado a un año difícil.

Los artilugios tecnológicos de última generación parecen haberse convertido también en artículos indispensables para los consumidores de hoy en día. Las marcas tecnológicas diseñadas para la vida diaria dominan la clasificación, con una presencia que ha experimentado una subida del 79% con respecto al año anterior. 49 empresas de dicho sector aparecen en la clasificación Global 500 de este año, convirtiéndolo en el más lucrativo por un margen considerable. La marca de tecnología diseñada para la vida diaria Apple ha sobrepasado a Google, haciéndose con el título de marca más lucrativa del mundo tras haber obtenido la valoración más alta calculada hasta la fecha por Brand Finance, alcanzando la apabullante cifra de $70.600 millones.
Haciendo referencia a la clasificación, David Haigh, CEO de Brand Finance, afirmó: “El ascenso a puestos de prominencia registrado por marcas de lujo y de un cierto estilo de vida en el informe de este año es impresionante.

Mientras que el mundo continúa sumido en una crisis económica, muchas personas están invirtiendo el dinero que ganan con el sudor de su frente en marcas en las que confían a la hora de producir artículos de calidad y larga duración. Asimismo, observar que el valor total de Global 500 ha aumentado un 3,3% con respecto al año pasado, alcanzando los $3.415 mil millones, es también una señal esperanzadora con respecto a la economía actual “.

Via www.infobrand.com.ar

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!