Ahora vas y no lo cuentas

Si quieres estar en la cresta de la ola, ser de los más modernos, probar cualquier nuevo camino para llegar el primero y contarlo, y usarlo como argumento de ventas… no lo dudes. Abraza con pasión al Social Media Marketing.

Es lo más. Hasta quien no ha hecho un anuncio en su vida sabe ahora cómo vender tu marca sólo con ponerle el adjetivo social delante, y un botoncito para que como decía el humorista, vayas y “lo casques”.

Pero si lo que quieres es construir una marca para el futuro, piensa que el futuro se construye día a día, pero con fundamentos.

Unos fundamentos que incluyen analizar realmente lo que está pasando, no lo que queremos que pase. ¿Sabemos la realidad del Social Media? ¿O sólo lo que otros cuentan?

Tras los community y los gin tonics, la tercera burbuja son las infografías. Ahora, todo se explica con una salchicha infografiada en la que se muestran los hechos de todo, especialmente del social media.

Pero la inmensa mayoría de esas infografías, sólo hablan en términos cuantitativos. Mil millones de usuarios por aquí, trillones de me gusta al minuto, petallones de fotos subidas…. ¿Pero para qué?

Anuncios



Si quieres estar en la cresta de la ola, ser de los más modernos, probar cualquier nuevo camino para llegar el primero y contarlo, y usarlo como argumento de ventas… no lo dudes. Abraza con pasión al Social Media Marketing.

Es lo más. Hasta quien no ha hecho un anuncio en su vida sabe ahora cómo vender tu marca sólo con ponerle el adjetivo social delante, y un botoncito para que como decía el humorista, vayas y “lo casques”.

Pero si lo que quieres es construir una marca para el futuro, piensa que el futuro se construye día a día, pero con fundamentos.

Unos fundamentos que incluyen analizar realmente lo que está pasando, no lo que queremos que pase. ¿Sabemos la realidad del Social Media? ¿O sólo lo que otros cuentan?

Tras los community y los gin tonics, la tercera burbuja son las infografías. Ahora, todo se explica con una salchicha infografiada en la que se muestran los hechos de todo, especialmente del social media.

Pero la inmensa mayoría de esas infografías, sólo hablan en términos cuantitativos. Mil millones de usuarios por aquí, trillones de me gusta al minuto, petallones de fotos subidas…. ¿Pero para qué?

¿Cuántas infografías, post o estudios has visto en los que se hable de crecimientos de ventas o cosas así? Haberlas, las hay, pero muy, muy pocas. Y los resultados, no lo llames ROI que eso son los padres, son siempre muy difusos.

En 2012, publiqué el provocador post “El fin de las redes sociales se acerca, tal vez en 2012” y espero que los Mayas cumplan con su promesa para no dejarme mal. Aunque igual, no hace falta una profecía para que las cosas, si no desaparezcan, sí se coloquen en su justo nivel.

Vamos a ver unas cuantas noticias de esas que no se retuitean mucho en el reino de los social media, porque no interesa ver la parte oscura. El miedo no vende. Y dudar de los resultados mete miedo. Aunque creo que para lograr resultados, hay que saber lo que funciona y lo que no. Hacer por hacer me da más miedo. Así que estos son los últimos “sucesos”:

1. Las redes sociales son menos sociales.

El éxito del social media, aunque lo disfracen de engagment y sentimientos, acaba siendo el número de fans o likes que consiga el community. Números. Pregunten a sus jefes de marketing si no me creen. Y para eso, es imprescindible que los usuarios cuenten con muchos, muchos amiguitos. Más de los 150 de Dumbar. Pero resulta que las estadísticas indican que poco a poco, empezamos a hacer limpieza en nuestros muros, como cuenta Softhoy:

El 63% de los encuestados ha confesado que recientemente ha eliminado a muchos de sus contactos.El 58% de los usuarios ha establecido su perfil como privado, al que solamente pueden acceder los “amigos” más cercanos.

2. Compartir es libre, pero lo mío no.

El segundo secreto del social media es la posibilidad de viralizar (cansina palabra) o compartir contenidos libremente. Hasta ahora, la mejor arma es el botón para compartir contenidos. Aunque, en la guerra por la conversión, es decir, la eficacia real del compartir, y ante la realidad de lo costoso que es generar contenidos propios, ya no gusta tanto eso de que usen lo tuyo. Y resulta, que ante el auge de la red social Pinterest y su facilidad para “robar” contenidos (perdón por el término) ha faltado muy poco para que aparezcan los tutoriales  y trucos para instalar códigos que impidan que se haga pin directo desde tu web. Maldita sea, si ponemos puertas al campo, ¿dónde pastarán los libres de espíritu?

3. ¿Modelo de negocio o modelo cultural?

El modelo de negocio digital, en determinados sectores no es modelo ni es nada. Hablemos de la prensa y de la cultura. Si olvidamos los valores importantes, y vendemos la revolución tecnológica, en pocos años, cerramos los periódicos que quedan. De la música y el cine ya no hablo, que me canso. Pero no es cuestión de modelo de negocio, sino cultural. Del valor que le damos a la cultura y a las cosas. En España se cierran periódicos mientras que en UK, llega Murdoch, y después de cerrar News of the World por los escándalos, lanza The Sun on Sunday , y la primera semana vende 3,2 millones de ejemplares… en papel. Bien, será un medio sensacionalista, al gusto de los ingleses, pero lo compran. ¿Tienen los ingleses malas conexiones a internet o menos internautas? ¿O tienen otra cultura?

 4. Escucha hasta que no puedas hablar.

Escuchar sin molestar. Ese es el dogma de los nuevos “comunicadores”. Pero no se me ocurre ninguna forma de intentar convencer a alguien de que me compre. Perdón por querer ganarme la vida, ya sé que está mal visto, pero es lo que hay. Así que si escuchas tanto que te dejas convencer, acabarás sin poder decir nada. Porque si haces caso a lo que quiere el usuario, la realidad es muy cruda:

Un 75% de internautas españoles no quiere pagar o ver publicidad en los contenidos culturales.

Ni culturales ni de ningún tipo. ¡Nos ha fastidiado! Si preguntas, lo quieren gratis y lo quieren ya. Pero insisto, luego no compran el periódico en el quiosco, ni la suscripción a los canales de pago, y ven La Noria.

5. Los amigos no te compran.

Puede ser que no supieran hacerlo, o que los costes no compensaran. Pero algunas marcas muy importantes como GAP, han cerrado sus tiendas en Facebook. Por falta de resultados, como decía con las infografías. Milles o millones de fans, que no quieren publicidad, y aunque el community, o ahora el “curator” les cuenta cosas emocionantes, no les convence para que compren. Como dice el artículo citado:

“Un estudio realizado con GSI nos mostró que menos del 1% de los ingresos de los comerciantes era atribuible a las redes sociales”

Esto debe de doler a aquellos que cambiaron sus diapositivas que sólo hablaban de conversar para añadir el social commerce como argumento de ventas tratando de mantenerla y no enmendarla. Lo mismo son anécdotas, pero yo lo tendría en cuenta a la hora de planear inversiones de marketing.

6. De todo se aprende. Si quieres.

El Social Media tiene muchas cosas buenas, y está de moda. Lo único que digo, es que no quemaría todas mis naves por ella, y que no tengo claro cuánto durará ni en qué quedará todo. Lo bueno, será duradero y aprovechado en las estrategias convencionales, siempre y cuando las hayas aprendido y no quieras olvidarlas. Lo dice muy claro Javier Batanero, Director del área de Digital Programs del ESIC Barcelona, en una entrevista para La Vanguardia:

“Un director de Marketing de un e-commerce ha de conocer el SEM, PayPal o el perfil del comprador online, pero también debe de saber definir estrategias, crear una marca, establecer precios, definir una buena cartera de productos y establecer políticas comerciales y de atención al cliente eficaces y exitosas.Todos ellos, términos de la llamada vieja economía. Y a la larga estas y no otras serán las fuerzas que harán que nuestros nuevos negocios digitales tengan éxito o no.”

Me suelo quedar solo en estos planteamientos, porque parecen negativos. Todo lo contrario, intentan ser inspiradores y constructivos. Y se basan no en infografías, sino en ideas contrastadas por la crítica. Ideas que si sales un poco de tu mundo social, te encuentras fácilmente.

Así, por ejemplo, te puedes enterar de que en realidad, el consumo de TV sigue aumentando, y sigue superando al consumo de Internet, sin contar con la duplicidad y consumo simultáneo. Pero claro, si eres un apóstol de las redes sociales, no lo cuentes, o cuenta que precisamente, las redes sociales se están convirtiendo en el mejor prescriptorde shows en televisión.

 

La imagen original es de AdAge.

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!