En Facebook 21% de los empleados son amigos del jefe

Según un informe de la agencia de marketing Russell Herder 21% de los empleados son amigos de sus jefes en Facebook. Esta tendencia se da especialmente en profesionales jóvenes.

¿Es usted “amigo” de su jefe en Facebook? Si es así puede considerarse entre el 21% de los empleados que han agregado – o aceptado la solicitud- de sus jefes en la red social más popular del mundo. Este porcentaje atañe especialmente a los más jóvenes que dicen no encontrar problema alguno con que sus jefes vean las fotos de sus vacaciones o revisen sus actividades más recientes.

Las cifras salen de un estudio realizado por la agencia de marketing Russel Herder que entrevistó a 1.000 empleados de diferentes edades, razas y géneros sobre la frecuencia con la que usan las redes sociales y sus actitudes relativas a tener a su supervisor como amigo virtual. El resultado fue un informe titulado “Conectados: Cómo Facebook está cambiando la relación de supervisión”. Allí concluyeron que Facebook influenció significativamente las interacciones entre la gerencia y los empleados aunque esas relaciones son, en ocasiones, intranquilas.

El estudio también resaltó el hecho de que son los más jóvenes quienes tienen menos problemas con agregar a sus jefes a Facebook. En la franja etaria 18-34 el porcentaje de personas conectadas con su supervisor es de 26% mientras que en el grupo de más de 35 años el porcentaje baja a 10. Lo cierto es que no todos tomaron la iniciativa: 46% de ellos admitieron haber iniciado la conexión pero el 38% restante sólo aceptó, pasivamente, la solicitud de amistad.

Russel Herder concluye su informe con cinco sugerencias para el área de Recursos Humanos:

1) Tenga una política para uso de redes sociales
Generalmente la política para uso de redes sociales tiene que incluir dos objetivos: minimizar el riesgo de lo que los empleados pueden o no pueden subir a sus perfiles y mejorar la productividad regulando el uso durante las horas de trabajo. Sin embargo, pocas organizaciones definen la línea entre un perfil personal y otro profesional.

2) Ponga limites
Es importante explorar hasta qué punto las redes sociales pueden beneficiar o perjudicar a la organización. Las empresas deberían tener mecanismos para que los vínculos creados a partir de la relación jefe-empleado en Facebook no determinen ni beneficios ni castigos.

3) Use iguales estándares para todos
Las políticas deberían ser iguales para todos. Una de las razones por las que algunos empleados sienten que deben aceptar una solicitud de amistad es porque están bajo la impresión de que las oportunidades no se dan basadas en méritos solamente. Estas creencias se refuerzan cuando las políticas no son aplicadas a todos los empleados por igual.


http://mercado.com.ar


Según un informe de la agencia de marketing Russell Herder 21% de los empleados son amigos de sus jefes en Facebook. Esta tendencia se da especialmente en profesionales jóvenes.

¿Es usted “amigo” de su jefe en Facebook? Si es así puede considerarse entre el 21% de los empleados que han agregado – o aceptado la solicitud- de sus jefes en la red social más popular del mundo. Este porcentaje atañe especialmente a los más jóvenes que dicen no encontrar problema alguno con que sus jefes vean las fotos de sus vacaciones o revisen sus actividades más recientes.

Las cifras salen de un estudio realizado por la agencia de marketing Russel Herder que entrevistó a 1.000 empleados de diferentes edades, razas y géneros sobre la frecuencia con la que usan las redes sociales y sus actitudes relativas a tener a su supervisor como amigo virtual. El resultado fue un informe titulado “Conectados: Cómo Facebook está cambiando la relación de supervisión”. Allí concluyeron que Facebook influenció significativamente las interacciones entre la gerencia y los empleados aunque esas relaciones son, en ocasiones, intranquilas.

El estudio también resaltó el hecho de que son los más jóvenes quienes tienen menos problemas con agregar a sus jefes a Facebook. En la franja etaria 18-34 el porcentaje de personas conectadas con su supervisor es de 26% mientras que en el grupo de más de 35 años el porcentaje baja a 10. Lo cierto es que no todos tomaron la iniciativa: 46% de ellos admitieron haber iniciado la conexión pero el 38% restante sólo aceptó, pasivamente, la solicitud de amistad.

Russel Herder concluye su informe con cinco sugerencias para el área de Recursos Humanos:

1) Tenga una política para uso de redes sociales
Generalmente la política para uso de redes sociales tiene que incluir dos objetivos: minimizar el riesgo de lo que los empleados pueden o no pueden subir a sus perfiles y mejorar la productividad regulando el uso durante las horas de trabajo. Sin embargo, pocas organizaciones definen la línea entre un perfil personal y otro profesional.

2) Ponga limites
Es importante explorar hasta qué punto las redes sociales pueden beneficiar o perjudicar a la organización. Las empresas deberían tener mecanismos para que los vínculos creados a partir de la relación jefe-empleado en Facebook no determinen ni beneficios ni castigos.

3) Use iguales estándares para todos
Las políticas deberían ser iguales para todos. Una de las razones por las que algunos empleados sienten que deben aceptar una solicitud de amistad es porque están bajo la impresión de que las oportunidades no se dan basadas en méritos solamente. Estas creencias se refuerzan cuando las políticas no son aplicadas a todos los empleados por igual.

4) No exagere
El impulso natural es retroceder y eliminar la interacción en redes sociales. Lo cierto es que aunque existen riesgos legales, que deben estar limitados por las políticas de uso, las redes sociales ayudan a crear una cultura corporativa más robusta. Úselas como herramientas que ayuden a sus empleados a realizar más y mejor trabajo.

5) Explore la idea de una red social interna

La mayoría de sus empleados tiene presencia en alguna red social. Utilice estas herramientas para la comunicación interna. Estos portales sociales, en definitiva, ayudan a romper con las diferencias geográficas y organizacionales y aumentan la productividad y la moral. Aunque presenta un desafío podría traer grandes beneficios para la empresa.
El informe destaca que las plataformas de interacción social son una oportunidad única, aunque compleja, para motivar a los empleados y crear vínculos más estrechos.

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!