[Grupo Clarín Vs. Gobierno KK / The Affair / Enfretamiento] El Gobierno pretende dejar sin TV por cable a 1,2 millón de abonados


Signature of Cristina Fernandez
Image via Wikipedia

(by me: “la firma regristrada vía Wikipedia, de Cristina Kirchner. Out off topic. Gabriel Catalano)

____________________________________

Inició sumarios a Cablevisión para quitarle las licencias en once ciudades.

Por Alejandro Alfie
aalfie@clarin.com

Vía:
Ieco.clarin.com

Después de prohibirle a Fibertel seguir dando el servicio de Internet, el Gobierno avanzó ayer sobre su empresa controlante, en once sumarios contra Cablevisión, que apuntan a ordenar la caducidad de las licencias de los servicios de televisión por cable que brinda en la ciudad de Buenos Aires y otras diez localidades del país.

Estas resoluciones fueron firmadas exclusivamente por Gabriel Mariotto, presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), quien imputó a Cablevisión por la supuesta violación al régimen de multiplicidad de licencias y a otras normas previstas en la Ley de Radiodifusión N°22.285/80. Esas irregularidades se habrían producido, según el organismo, por vicios en los trámites de fusión de los operadores de TV por cable Entre los cargos formulados contra Cablevisión -una empresa de Clarín– se enuncia también un supuesto incumplimiento a los compromisos asumidos con motivo del Decreto 527/05, mediante el cual se le dio una prórroga en el plazo de duración de las licencias a todos los titulares de servicios de radiodifusión.

Las acusaciones contra Cablevisión implican un cambio en la jurisprudencia que el organismo aplicaba a otras compañías del sector, en sintonía con la imputación que la semana pasada hizo la Secretaría de Comunicaciones a las empresas Cablevisión y Fibertel para el servicio de Internet.

Si bien las resoluciones que podrían derivar en la cancelación de la licencia de Cablevisión en once ciudades todavía no fueron publicadas en el Boletín Oficial, la compañía fue notificada ayer por el AFSCA, que le dio “diez días hábiles” para “formular el pertinente descargo, bajo apercibimiento de resolver las actuaciones” como estime conveniente el organismo.

La medida tomada por el titular del AFSCA se enmarca en la escalada de ataques a Clarín, que se profundizó la última semana con la prohibición a Fibertel para que dé el servicio de Internet, la presentación del informe oficial sobre Papel Prensa y ahora los sumarios tendientes a que Cablevisión deje de brindar el servicio de televisión por cable en once ciudades.

Mariotto estuvo el martes en la presentación del informe sobre Papel Prensa y allí planteó que esa iniciativa -coordinada por el secretario de Comercio, Guillermo Moreno– sirve para “sacarle el velo a una historia de tanta muerte, de tanta tragedia y que ha sometido a la libertad de expresión de los ciudadanos durante muchos años”.

En declaraciones a la agencia oficial Télam, Mariotto sostuvo ese día que las medidas anunciadas por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner “tienen una gran convicción democrática y una gran responsabilidad institucional, para asumir un tema trascendente”.

También Mariotto defendió la decisión del ministro Julio De Vido, de prohibirle a Fibertel seguir dando Internet. “Los perjudicados por la salida del monopolio son las empresas que han condicionado a los abonados históricamente. Ellos saben que pierden privilegios”, dijo el presidente del AFSCA.

La prohibición de dar Internet a Fibertel generó gran cantidad de impugnaciones legislativas y judiciales, que pretenden suspender la resolución del ministro De Vido.

Del mismo modo, seguramente estas resoluciones contra Cablevisión también tendrán fuertes resistencias de los abonados, que se resistirán a cambiar de compañía, y de los dirigentes políticos, que pretenden poner un dique de contención para defender la libertad de expresión y la libertad de prensa en el país.

Sin embargo, de concretarse la actual iniciativa del organismo de aplicación de la ley de medios audiovisuales, 1,2 millón de abonados quedaría sin servicio de televisión por cable en once localidades: la ciudad de Buenos Aires; Quilmes, Almirante Brown, Lomas de Zamora, Mar del Plata y Bahía Blanca, en la provincia de Buenos Aires; Villa María y Córdoba, en la provincia homónima; la ciudad de Santa Fe; y Santa Rosa y General Pico, en la La Pampa.

En esas once ciudades hay otras alternativas de televisión paga, pero en general son más caras y en algunas, además, existe solo la opción satelital. Por eso, detrás de un declamado objetivo de promover el “pluralismo y la diversidad”, las acciones concretas que va tomando el Gobierno apuntan a concentrar el mercado de las comunicaciones en la Argentina.

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!

Un comentario en “[Grupo Clarín Vs. Gobierno KK / The Affair / Enfretamiento] El Gobierno pretende dejar sin TV por cable a 1,2 millón de abonados”

Los comentarios están cerrados.