No busque culpables, busque soluciones

Una buena estrategia de liderazgo debería dar más importancia a buscar soluciones que culpables. El consejo proviene de Dan Bobinski, director ejecutivo del Center for Workplace Excellence y experto en liderazgo.

La tentación de buscar los responsables de alguna situación lamentable suele ser la primera reacción de muchos directivos. En ellos descargan las tensiones de la consecuencias de dicho problema y depositan todo el peso de la responsabilidad por lo ocurrido. Sin embargo, dice Bobinski, eso no sirve de nada.

Anuncios

Bee
Image via Wikipedia

Una buena estrategia de liderazgo debería dar más importancia a buscar soluciones que culpables. El consejo proviene de Dan Bobinski, director ejecutivo del Center for Workplace Excellence y experto en liderazgo.

La tentación de buscar los responsables de alguna situación lamentable suele ser la primera reacción de muchos directivos. En ellos descargan las tensiones de la consecuencias de dicho problema y depositan todo el peso de la responsabilidad por lo ocurrido. Sin embargo, dice Bobinski, eso no sirve de nada.

Bobinski dice que muchas veces se buscan culpables para satisfacer la necesidad de encontrar a alguien en quien depositar el fardo de la culpa. Cuando lo encuentran, es como si hubieran hecho bien su tarea y la situación está saldada.

Pero el experto aclara que se trata de una falsa satisfacción ya que al encontrar culpables realmente no se ha solucionado nada y el problema continúa igual a como estaba antes de que alguien fuera señalado como responsable. En palabras de Bobinski: “No se ha dado ningún aprendizaje. No ha cambiado ningún comportamiento. Los resultados finales óptimos no han sido alcanzados”.

Él explica que, así pueda parecer sentido común, hay muchos líderes que aún no comprenden la importancia de buscar soluciones como primera medida ante problemas de cualquier dimensión, lo cual, según él, constituye una estrategia mucho más efectiva a través de la cual se resuelve lo que no está funcionando y se pasa a aprender de lo sucedido.

Primero la solución, después buscar la causa

Una vez solucionado el problema, el líder debe hacerse preguntas como ¿qué causó el problema?, ¿qué pudo haberse hecho de una manera distinta? y ¿qué haremos en el futuro para prevenir que esto vuelva a ocurrir?

Al pasar a la fase del análisis de lo que sucedió y de lo que debe cambiar, el enfoque debe ser el del aprendizaje, es decir, más que buscar culpables para castigarlos y entregarles toda la responsabilidad de lo sucedido, un líder debe llevar a su equipo a comprender las circunstancias, las razones, el error y la forma en la que todo eso debe cambiar para que las cosas salgan bien, de manera que todos aprendan de las equivocaciones y puedan tomar mejores decisiones en el futuro.

http://www.mercado.com.ar/nota.php?id=365805

Enhanced by Zemanta

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!