La industría del porno se alza contra la piratería

by Marcus Hurst

“Trabajamos duro para entreteneros y excitaros. Por favor muéstranos tu apoyo comprando nuestros productos”. Las estrellas del porno estadounidenses piden compasión y ayuda en estos momentos de ‘dificultad’ en una serie de spots. El “servicio que aportan a la sociedad” no se está viendo recompensado de manera justa. Las ventas de DVD han bajado un tercio en el último año. Los consumidores de estos productos migran a páginas gratuitas que copian el modelo YouTube. Las descargas y contrabando de vídeos pirateados que, según dicen, “infectan los ordenadores con spyware y malware”, están a la orden del día.

En una entrevista con Wired, Joanne Cachapero, representante de la Asociación de Entretenimiento para Adultos de EEUU, hace un llamamiento para que se tengan en cuenta las familias que viven de esta industria. “Lo que queremos comunicar con estos vídeos es que la piratería no sólo hace daño a grandes empresarios como Larry Flynt. También afecta a la gente que trabaja en producción, a los actores y los maquilladores”.

Anuncios

by Marcus Hurst

“Trabajamos duro para entreteneros y excitaros. Por favor muéstranos tu apoyo comprando nuestros productos”. Las estrellas del porno estadounidenses piden compasión y ayuda en estos momentos de ‘dificultad’ en una serie de spots. El “servicio que aportan a la sociedad” no se está viendo recompensado de manera justa. Las ventas de DVD han bajado un tercio en el último año. Los consumidores de estos productos migran a páginas gratuitas que copian el modelo YouTube. Las descargas y contrabando de vídeos pirateados que, según dicen, “infectan los ordenadores con spyware y malware”, están a la orden del día.

En una entrevista con Wired, Joanne Cachapero, representante de la Asociación de Entretenimiento para Adultos de EEUU, hace un llamamiento para que se tengan en cuenta las familias que viven de esta industria. “Lo que queremos comunicar con estos vídeos es que la piratería no sólo hace daño a grandes empresarios como Larry Flynt. También afecta a la gente que trabaja en producción, a los actores y los maquilladores”.

Capachero explicó, además, que se están planteando aumentar las acciones judiciales para proteger su contenido. Pero lo que no parece entender el anuncio es que el consumidor no entiende de alianzas y menos de vídeos que piden limosna. Si hay algo más facil, rapido y  barato prefieren esa opción sea o no sea legal y lo hacen sin piedad.

Parece un deja vu de lo que lleva pasando a la música desde que Napster irrumpió en la escena en 1999. El porno, un sector reconocido por su hábil utilización de las nuevas tecnologías (ha sido el único sector de contenido capaz de cobrar suscripciones por material audiovisual en Internet), empieza a sufrir las consecuencias del fin de la escasez. Pero también de haber invertido demasiados recursos en el DVD, un formato que pierde relevancia.

Incluso en el último festival interactivo de South by Southwest se habló más de una vez del porno como referente a seguir para la industria de la música.

Pero la realidad es que, como en el resto de sectores del entretenimiento y contenido, se ha producido una democratización del acceso a la tecnología imparable que cambia las reglas del juego. “En los 2000 seguimos expandiendo el porno hacia fuera. Pensamos que había un apetito insaciable para el porno. Ahora encontramos que eso no es cierto”, explicó Steve Javors, editor de la publicación sectorial XBIZ, a The Daily Beast.

porn

En el mismo artículo, el periodista Richard Abowitz hizo una lista de las principales causas de la crisis de la industria del porno. Reproducimos aquí algunas de ellas:

La piratería

Girlfriend Films ha sido de las pocas compañías que han incrementado la venta de DVD en 2009. “Hemos crecido porque hemos sido agresivos contra la piratería. En los últimos 8 meses hemos logrado quitar 17.000 vídeos pirateados de nuestro contenido simplemente enviando un carta que avisa de que estamos dispuestos a tomar medida legales”.

El vídeo on demand no funciona como se esperaba

Pagar en Internet no ha funcionado como se esperaba para el porno. El problema que tenemos es que si tienes en cuenta lo que cuesta hacer una película y luego lo vendes a 6 ó 7 céntimos por minuto, funciona muy bien para Hollywood pero en nuestro caso, en el que la mayor parte de usuarios son hombres que lo ven durante 4 ó 5 minutos, se masturban y ya está, el retorno a la inversión es muy bajo”.

Desaparece el tabú

“Antes, a la gente le avergonzaba decir que sus novias trabajaban en el porno. Eso empieza a desaparecer. Ahora cualquiera se puede permitir una página web”, explicó un ejecutivo de la industria.

Mark Spiegler, uno de los principales agentes de talento porno, piensa en la misma línea. “Ya no tengo que buscar el talento. Tengo que decir que no a dos chicas a la semana”. Spiegler recibe avalanchas de mails de aspirantes a entrar en una industria cada vez más pequeña pero más demandada.

Las estrellas porno se convierten en prostitutas

“¿Para qué pelearse por destacar en una industria con cada vez menos trabajo cuando tienes a personas que te pagan por hacer una simple posición del misionero con ellos? Muchas actrices utilizan las películas como lanzadera para atraer clientes. Twitter y Facebook facilitan esas conexiones. Poner estrella porno en su perfil de escort les da más cache”.

Mirando al futuro, ¿Unirán fuerzas las grandes productoras para crear el Hulu de la pornografía? ¿Veremos un spotify para adultos? ¿La apuesta por hacer porno en 3D les sacará de los apuros económicos? Sea lo que sea, los ejecutivos de este negocio tienen entre sus manos un reto importante.

http://www.yorokobu.es/2010/05/05/la-industria-del-porno-se-alza-contra-la-pirateria/

Reblog this post [with Zemanta]

Autor: Gabriel Catalano - human being | (#IN).perfección®

Lo importante es el camino que recorremos, las metas son apenas el resultado de ese recorrido. Llegar generalmente significa, volver a empezar!

2 comentarios en “La industría del porno se alza contra la piratería”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.