400.000 followers no significan poder | vía mandomando.com


437,356 followers on Twitter | 3 Secrets of a Twitter MadmanSuelo leerlo al bueno de Jeff Bullas. Me molesta lo demasiado simple de su lenguaje, pero lo leo.

Veo hoy vía RSS: 3 Secrets of a Twitter Madman | como consiguió 437,356 followers sin ser famoso

Frunzo el ceño. Me tiene harto la manía de hacer solo hincapié en la cantidad de followers (y recientemente, con la cantidad de contenido generado). Volvemos a las sumas en lugar de a la estadística, a aplaudir métricas en lugar de alcanzar objetivos, a los cañonazos publicitarios de los 90 en lugar de a la conversación digital del milenio. Otra vez con quien tiene mas grande la cifra de seguidores. Sigo. Pico y me pongo a ver el post.

Van 30 segundos

Ok. Dice Bullas:

Martin es casi un desconocido …bla bla bla … contenido de valor (ahá, la verdad revelada) … seguir a todo el mundo … filtrar y usar saludos automático (ya necesito un Alka-Seltzer)

*(Comparto ampliamente la opinión vertida por Armando…)*Gabriel Catalano

¿Hay algo de todo esto que en 2012 sea necesario decir y que no cause -minimamente- molestia?

1´15″: Vamos a ver que tal es este Martin Zwilling. En 5 segundos ya ves que ni la foto ni el background están muy trabajados. Con solo 10″  queda claro que tampoco lo hace curando contenido radical (Forbes no es que tenga contenido escondido o marginal, ¿verdad?)

1´30″: Seguimos. Bueno publica en Forbes (ohhh!), Harvard Business Review, en el Huffington Post y tiene su blog. startupprofessionals .com

1´35″: Veamos su fuerte, Twitter. Su último post fue compartido 7 veces. El anterior a este 3. Y poco varía con altos y bajos de ahí para atrás.

1´50″: Compruebo en Alexa lo que ya me decían los bajos retweets: 400.000 followers no significan poder

Supongo que muchos de estos posts que hacen hincapié en la cantidad promueven que tengamos gerencias mareadas con las cifras de una comunidad en lugar de hacer foco en el valor agregado de la participación con ella.

Con las ganas que tenia de quedarme en silencio bloguero por una semana