Temor al Rechazo: este nace por la gran necesidad que tenemos de ser aceptados y amados. Para hacer más sencilla la tarea de vencer este temor, es necesario aceptar que no a todos vamos a caerle bien y no todos piensan igual que nosotros. Recordemos que cuando nuestras ideas son rechazadas podemos estar recogiendo nuevas opiniones, aprendiendo más del tema y llegando a estar cada vez más cerca de la respuesta correcta.

Temor al Triunfo: cuando ya estamos a punto de alcanzar el éxito, empezamos a cuestionarnos: ¿y si no es como lo pensaba?, ¿qué otros sacrificios tendré que hacer?, e incluso llegamos al punto de decirnos a nosotros mismos por quedarnos en nuestra zona de confort: “es mejor quedarme donde estoy, así estoy bien”. A raíz de todas estas preguntas creo que la que tiene más valor es: ¿después de todo lo que he avanzado, vale la pena rendirme?

Es normal tener miedo de convertirse en el referente de un tema o de que muchas personas dependan de sus decisiones, pero es mejor disfrutar del camino e ir avanzando y aprendiendo el cómo asumir nuestro propio triunfo decidiéndonos a ser cada día mejores.

Para aprender a aplacar o a utilizar cada uno de estos miedos es necesario que se conozca a sí mismo como también a cada uno de sus temores. No deje que éstos lo dominen, no hay mayor satisfacción que conquistarse a uno mismo y luego conquistar el éxito.

Tikber

“Nuestro temor más profundo no es que seamos incapaces, nuestro miedo más profundo es que seamos capaces más allá de lo que nos imaginamos”.

Marianne Williamson.

Siempre que vamos a tomar alguna decisión o a dar un nuevo paso aparece el miedo que nos paraliza y que nos impide continuar con lo que deseamos lograr. A pesar de tener un concepto tan negativo sobre el temor o el miedo, éste a veces es bueno, recuerde que a muchas personas les encanta la emoción del riesgo y utilizan el miedo para responder a los desafíos. Por este motivo se puede deducir que el miedo no es por naturaleza malo, de hecho, es malo solamente cuando nos dejamos dominar por él.

Si decide controlar sus temores, podrá conocer hasta que punto limitan su campo de acción y, conociendo esto, no habrá nada que lo detenga a continuar en dirección al éxito.

Describiremos entonces…

Ver la entrada original 517 palabras más

Un comentario en “

  1. Pingback: El miedo no es un freno de mano rumbo al éxito | los 40 son nuestros | Scoop.it

Los comentarios están cerrados.