Además, debemos ser muy conscientes de que todo tipo de bromas puede no ser bien aceptada por nuestra comunidad, por lo que es muy importante elegir bien lo que vamos a compartir con ella, asegurándonos de que va a encajar bien y no vamos a ser ofensivos con ningún usuario.
Un buen ejemplo de esto es el caso del Relaciones Públicas de FedEx. El Relaciones Públicas de Ketchum, una empresa que trabaja para FedEx y que fue a visitar su sede en Memphis, tuiteó este mensaje: “Caos total. Estoy en una de esas ciudades en las que lo único que puedes hacer es rascarte la cabeza y decir que preferiría morirme antes que vivir aquí”. Como resultado, FedEx dejó de hacer negocios además de enviarles una carta pública en la que reprobaban su actitud.
Por otro lado, aunque pensemos que una broma es realmente graciosa, no debemos abusar de ella, una vez hace gracia, dos también, pero la tercera ya cansa…
Una estrategia de Social Media en la que incluyamos el humor puede resultar muchísimo más efectiva, pero con mesura. Más vale caer en gracia que ser gracioso.

Diegopiscitelli's Blog

Un poco de humor no viene mal nunca, y menos en estos tiempos, ¿verdad?
Está claro que a todos nos gusta soltar una sonrisa, o, por qué no, una carcajada de vez en cuando, y si es en el trabajo, una simple risotada nos hace la labor más llevadera, sobre todo cuando estamos sobrecargados de trabajo.
Los profesionales que nos dedicamos al Social Media estamos continuamente intentando crear un vínculo fuerte con nuestra audiencia, con nuestra comunidad, y una forma de lograrlo es hacer que se lo pasen bien con nosotros, además de aportarles, eso siempre, contenido de valor e interesante para ello, pero, si además viene acompañado de humor, ese engagement se reforzará considerablemente.
Podemos conectar con nuestra comunidad además de que nuestra marca será percibida de forma diferente a las marcas que simplemente se limitan a mandar un mensaje, humanizaremos nuestra imagen y captaremos la atención de los…

Ver la entrada original 326 palabras más