Internet ya sólo quiere ser local


internet local

Raquel C. Pico | ticbeat.com

Las Páginas Amarillas son una reliquia del pasado. Lo cuenta, con un ejemplar en la mano, Rafael Casado, de Yell Publicidad. Casado nos lo ha mostrado, desde el escenario de la Red Innova, que se está celebrando estos días en Madrid, como una reliquia de antaño. Y nos confesó algo sorprendente: su hija se lo enseñaba hace pocos días a sus amigas como casi una cosa de locos.

Sin embargo, no todo lo que tenían las Páginas Amarillas ha pasado de moda. Lo local sigue siendo importante y determinante. “Lo que está pasando en internet últimamente es lo local”, defiende. Y ellos son lo local, explica.

Los móviles han cambiado el mundo, la relación que tenemos con las cosas y cómo nos comunicados. “Clave para lo que es el móvil es que es total: El móvil está en tu vida”, defiende. El móvil nos lo llevamos ya a todas partes. “Te llevas la tecnología contigo y tú estás siempre en modo local”, asegura. Las grandes empresas se están encontrando en este nuevo panorama con otras más pequeñas que han sabido adelantarse a ese entorno de movilidad. Es lo que, nos explica Casado, le ha pasado a Facebook, que se encuentra con empresas más pequeñas, como Foursquare o la adquirida Instagram, que han sabido integrar móviles, internet y local.

Pero este estar todo el día conectado no sólo está cambiando como nos comunicamos, sino también como consumimos. “El modelo de consumo ha cambiado totalmente. Ese cambio de modelo está destrozando industrias”, afirma. La música, los medios de comunicación, los directorios… Todos ellos han caído ante el empuje de las tecnologías y sobre todo el siempre conectado. Las empresas de telecomunicaciones han visto como firmas creadas por chavales les han quitado el poder de ofrecer servicios. Hasta los bancos se han visto arrastrados a la crisis, con unos usuarios que ya no pisan sus oficinas.

Pero el reto no sólo estará en las grandes multinacionales o en las empresas de contenidos, también en la tienda de ultramarinos de la esquina.”En el comercio local es donde pasan el 97% de las transacciones”, explica. Esas pymes “que ahora lo están pasando mal” son quienes se van a ver arrastradas a un cambio tecnológico brutal. Sindelantal.com es, por ejemplo, una de las muestras de hacia dónde irán esos nuevos cambios. O Restalo. O 11870.com, la competencia de Yelp. “O la empresa de mi hermano, Pescahome, que vende pescado a través de las nuevas tecnologías”, nos explicaba.

Estar en una pyme es muy duro, “complicado”. “Se enfrentan a este cambio tecnológico. Manejar el email y Facebook, pues bien. Pero cuando escuchan discursos más amplios, sobre cómo la venta cambia, se pierden”, añade Casado. No queda más remedio, por tanto, que aprender.