Invertir tiempo en contenidos es invertir tiempo en publicidad


por Neil Revilla | puromarketing.com

Las herramientas creativas, que ha utilizado la publicidad para llamar la atención de clientes potenciales, comienza a perder eficiencia. En los comercios y micropymes es más fácil percibir la incapacidad que tiene la publicidad convencional para conseguir clientes. Los soportes publicitarios en Internet como la prensa digital, portales especializados e incluso Adwords de google, están orientados a cubrir la demanda que existe en un momento determinado, en otras palabras estos soportes publicitarios están dirigidos a un público que se encuentra en modo comprador y esta buscando un producto o servicio para satisfacer su necesidad lo antes posible.

Nos preguntamos que ha sido de la capacidad de la publicidad, para generar demanda en públicos que no se encuentran en modo comprador y que quizá están en modo social (redes sociales) o modo buscador (recopilando información por intereses). En este tipo de público, la publicidad del impacto ya no es muy efectiva. Entonces, que necesitamos para generar demanda en un público que en un momento determinado no sabe que necesita nuestros productos o servicios, ¿cómo logramos capturarlos? y luego ¿cómo podemos conseguir despertar su deseo de satisfacer sus necesidades?. Al parecer lo que más aprecia una persona cuando esta en modo buscador o modo social es el contenido relevante que pueda disponer. Al parecer el contenido relevante es una forma de comunicación imparcial que es muy bien recibida por este tipo de público.

Si los contenidos son una forma de comunicación y las redes sociales ayudan a que las personas difundan este formato de comunicación. Por qué no hacer publicidad a través de los contenidos. Y no me refiero a incrustar Banners o mensajes publicitarios en medio del contenido. Me refiero a la posibilidad de que el contenido sea la publicidad en si misma. Esto ya lo propone el Branding de contenidos que sugiere que los anunciantes se involucren y participen en la creación de contenidos, junto con los medios de comunicación.

Para que el contenido cumpla un rol publicitario, debe tener dos características. Primero, ser de ayuda o solucionar algún problema al que lo recibe y segundo, el mensaje debe conseguir que la persona que lo reciba note que tiene carencias y necesidades por cubrir. Por su puesto que estas necesidades se pueden satisfacer con un servicio o producto como el que vendemos nosotros mismos. Un ejemplo claro es el de una empresa de servicios de email marketing, que genera contenidos sobre como mejorar la comunicación con nuestra lista de contactos y como generar nuevos contactos. Claro esta, que con estas indicaciones podemos resolver muchos problemas de comunicación, pero si queremos llegar a una máxima eficiencia es necesario contratar un servicio como el que ofrece la empresa de email marketing. Esta es una manera eficaz de mantener relaciones duraderas con nuestro público aún cuando no esta en modo comprador.

En conclusión, la publicidad de hoy debe ayudar a conseguir clientes a través de redes sociales y a mantener una relación constante con ellos, incluso cuando están en modo social o modo buscador.