Antes de morir, Jobs le dijo que se limitara a “hacer lo correcto”.


infobae.com

El nuevo CEO aprendió de su antecesor sobre todo a centrarse en lo importante. Y cree que es lógico que Apple cambie ahora un poco. “Me gustan los museos, pero no quiero vivir en uno”, dijo.

El cambio es algo que además hubiese gustado a Jobs, que no quería que Apple se preguntara todo el tiempo “¿qué habría hecho Steve?”.

Antes de morir, Jobs le dijo que se limitara a “hacer lo correcto”.

“Dolor en el culo”
Con respecto a la guerra de juicios por patentes que actualmente domina el escenario entre las empresas informáticas y de telefonía, Cook dijo que es “pain in the ass” (dolor en el culo).

Las demandas frenan la innovación. “Pero no pondremos toda nuestra energía en un cuadro y después dejaremos que venga otro y lo firme”.