Jonathan Mak: del tributo a Steve Jobs al nuevo diseño de Coca-Cola


marketingdirecto.com

Jonathan Mak es un joven estudiante chino que nunca pensó que su tributo a Steve Jobs fuera a depararle tanto éxito como para acabar realizando el último diseño de Coca-Cola.

La nueva imagen de Coca-Cola realizada por el estudiante de 20 años ya se encuentra rondando por Hong Kong. Dos largas manos simulando el icono de la famosa cinta blanca que rodean las míticas palabras de Coca-Cola, están situadas de tal forma que el efecto visual que produce en el espectador es el de agarrar una botella de la emblemática firma. El diseño se estrenó este pasado fin de semana en las paradas de autobuses y ascensores de Shanghai. Se trata de una parte de lacampaña mundial de Coca-Cola “Destapa la felicidad”, un diseño que ha impresionado a los altos ejecutivos del gigante de las bebidas.

“Tiene un poder inusual, intrigante”, afirma Stephen Drummond, director creativo de Coca-Cola en Asia y el Pacífico. “Todo el mundo ha respondido impactado con un ‘wouw’. Eso es un giro diferente e intrigante en algo tan emblemático y tan familiar como Coca-Cola. Sólo por esa razón involucra a las personas, con un mensaje central de conexión y amistad con la marca”.

El diseño podría ser utilizado en los mercados fuera de China, aunque no hay nada confirmado. Mak, que se encuentra en su segundo año de estudiante de diseño en la Universidad Politécnica de Hong Kong, describió su participación en Coca-Cola como un “accidente feliz”. El diseño que realizó de Steve Jobs era algo que él había creado y publicado en su blog en agosto de 2011, cuando Jobs dejó el cargo de consejero delegado. Mark, no esperaba que después de su muerte, el logo de Apple con la silueta de Steve se convirtiera en un éxito viral

Graham Fink, director creativo de Ogilvy & Mather China, quedó impresionado por el talento del joven. Graham decidió reunirse con él para intentar ayudarle de cualquier manera y proponerle la nueva misión que le acababa de presentar a su equipo creativo. El escrito fue simplemente: “Compartir una Coca-Cola”. Y aquí está ya el resultado del joven artista, que aún declara no saber si su futuro estará centrado en la publicidad o no.