elconfidencial.com
Rock The Post es una plataforma de crowdfunding de origen español afincada en Nueva York.

Hace apenas unas semanas que el presidente Obama aprobó la Ley JOBSact (Jumpstart our business StartUps), una iniciativa que permitirá que las startups de Estados Unidos se puedan financiar gracias a las aportaciones individuales de ciudadanos a pie mediante plataformas de crowdfunding.

En España ya se está pidiendo medidas similares, pero no parece que vayan a aparecer a corto plazo. Sin embargo, ya hay españoles que se van a poder beneficiar de esta ley americana. Es el caso de gran parte de los miembros deRock The Post, una plataforma de crowdfunding de origen español afincada en Nueva York que se está asentando de forma muy positiva en Estados Unidos.

Abre las posibilidades de inversión

Para Rock The Post, ésta es una gran noticia. Desde la plataforma recuerdan que, “antes de que se aprobara esta ley, en Estados Unidos solo podían acceder a financiar startups personas que fueran acreditadas como inversor angels. Para obtener tal status, necesitan tener sueldos de un mínimo de 200.000 dólares anuales o un patrimonio que equivalga a 1 millón de dólares”. 

Esto cerraba muchas posibilidades, ya que, según la vicepresidenta de la plataforma, Tanya Prive, “dicho status solo es alcanzado por un 1% de la población americana, solo emprendedores con grandes conexiones tienen acceso”.

“Cualquier startup podrá levantar financiación”


La ley ha supuesto una alegría para ella, ya que ahora “cualquier startup podrá levantar financiación a través de crowdfunding siempre y cuando el monto total no supere 1 millón de dólares y la inversión por individuo no supere el 5% del salario anual de conseguir ingresos menores a los 100.000 dólares, o que representen el 10% del salario anual si superase los 100.000 dólares”.

El crowdfunding asciende de forma meteórica en EEUU

Lo que está claro es que, por lo que se ve, esta era una ley necesaria en Estados Unidos, sobre todo teniendo en cuenta el auge del crowdfunding, queha pasado de ser un mercado que facturaba 32 millones de dólares a facturar 123 millones de dólares en tan solo dos años, según Rock The Post.

Con Estados Unidos subido al carro, veremos si próximamente se instaura algo parecido en España, para satisfacción de las plataformas de crowdfunding de nuestro país.