El marketing de la vuelta al cole


por IOMarketing

Todos sabemos que el mes de septiembre es una gran oportunidad para muchos negocios. El fin de las vacaciones y el comienzo de la rutina diaria se convierte en el salvavidas de muchas empresas  que durante el verano miran con anhelo el fin del verano, y este año, más que nunca.

Muchos son los sectores que se benefician de esta vuelta, pero es importante analizar el cómo se enfrentan cada uno de ellos a ella. La diferencia suele estar casi siempre definida  por el tamaño de empresa. Las empresas grandes,  inundan el mercado con grandes campañas en medios  como la televisión, la radio o la prensa, ofreciendo en la mayoría de los casos descuentos en el precio de los productos. Esto es algo normal, a nadie se le escapa que el final del periodo estival suele venir acompañado de una reducción en el poder adquisitivo de las familias, (el irse de vacaciones  viene muy bien anímicamente pero muy mal a nuestros bolsillos), por lo que este es el primer recurso, y el más utilizado, por la inmensa totalidad de las empresas (ya sean fabricantes, distribuidores o mayoristas).

Esta no deja de ser una fórmula efectiva, aunque no sé hasta qué punto eficiente, al menos este año. Después  de todo lo que estamos viviendo,  con continuas caídas del precio de la cesta de la compra, seguir disminuyendo el precio no parece una solución óptima, al menos desde el punto de vista económico. ¿Entonces, si ya tenemos los márgenes apretados por la situación del mercado, qué podemos hacer para seguir vendiendo y aprovechar “la vuelta al cole”.

Es en este caso cuando debemos usar las neuronas que traemos frescas del verano y sacar ese plus de innovación y originalidad que todos llevamos dentro y que el día a día muchas veces no nos permite sacar.  Debemos buscar fórmulas que nos permitan aumentar las ventas, sin tener que bajar los precios, y esta es la ecuación más difícil de conseguir, la cuadratura del círculo del marketing.

Pero pongamos las neuronas a trabajar, como hemos dicho, y busquemos soluciones más creativas.

COMPETENCIA:

Es posible que durante el verano, alguno de nuestros competidores no haya soportado la presión negativa  que la falta de  ventas ha tenido sobre su empresa. Es también el momento que muchas empresas en situaciones “incómodas” aprovechan para cesar su actividad con la venida de las vacaciones. Septiembre es el momento de volver a estudiar el mercado e investigar si alguno de nuestros competidores ha desaparecido, y si ese es el caso, ponerse en contacto con ellos para comprar su cartera de clientes o investigar quienes son estos para hacerles una oferta de continuidad o de “plan renove”.

CAMPAÑAS DE COMUNICACIÓN EN REDES SOCIALES:

¿Alguna pequeña empresa ha pensado en usar las redes sociales para hacer promoción de sus productos por la vuelta al cole?. Muchas veces una buena comunicación, con un mensaje acertado, claro y una estrategia bien definida consigue mucho más que cualquier descuento en precio, y las redes sociales son un caldo de cultivo perfecto para este tipo de acciones.

CAMPAÑAS DE PROMOCIONES ENTRE CLIENTES ANTIGUOS:

Nuestros propios clientes han de ser el primer sitio donde tenemos que acudir cuando queremos aumentar las ventas. Conocen nuestro producto y a nuestra empresa,  y eso es algo que nos hace ganar un tiempo precioso ya que no tenemos que convencerles de lo buenos que somos y de lo bien que lo va a pasar con nuestro producto. El hacer una comunicación con tiempo a nuestros clientes puede hacer que nos compren a la vuelta de septiembre. A veces un mail a tiempo es mejor que una promoción tarde.

APROVECHAR LA ESTACIONALIDAD:

No sólo de pan vive el hombre, ni las empresas de la vuelta al cole. La vuelta al cole es  sólo una excusa que muchas empresas deben utilizar para llegar hasta sus clientes, y no debemos pensar que esto ha de limitarse a productos educativos. Imaginemos por ejemplo como haría una campaña  una sastrería de barrio. Podría lanzar un mensaje del estilo de: si tu hijo cambia  de uniforme este año para ir al colegio, ¿por qué sigues yendo al trabajo con el mismo traje?”, mostrando por ejemplo la imagen de un ejecutivo vestido con un uniforme escolar.

APERTURA DE NUEVOS MERCADOS:

Si nuestro negocio es muy local, y vivimos en una zona que ha sido frecuentada por muchos turistas, el verano puede ser la oportunidad ideal para buscar clientes en otras provincias, sobre todo si tenemos abierta una tienda online. Recoger sus datos de contacto y enviarles información periódica sobre novedades, servicios o nuevos productos puede ser una manera muy sencilla de abrir nuevos clientes a un coste ínfimo.

INTERNACIONALIZACION:

Durante el verano, miles de extranjeros vienen a España buscando sol y playa, y muchos de ellos, por supuesto, son empresarios  en sus países. Es posible que más de uno vuelva con alguna idea renovada de productos que ha visto aquí o que casualmente han podido conocer. Recabar su opinión, tomarla y lanzarnos al mercado exterior, puede ser una buena idea. Septiembre es el momento de hablar con las cámaras de comercio extranjeras presentes en España. Son ellas las que conocen las de sus compatriotas buscando nuevos proveedores u oportunidades de nuevos negocios. Quizás esta sea la más peregrina de las soluciones, pero no deja de ser una puerta abierta a mercados que nos pueden aportan pingües beneficios.

Como vemos, las oportunidades son muchas, sólo hay que saber aprovecharlas, estar atento y cuando pasa por profesionales, el éxito está casi asegurado.

Carlos Castro Blanch
Socio Fundador de IOMarketing
http://www.marketingcomunidad.com/