¿Revolución 2.0? ¡No gracias!


por Jorge Benedí

La Historia siempre nos ha enseñado, que las revoluciones como tales, nunca han surtido el efecto que de ellas se esperaba, suponiendo un punto de inflexión traumático para todas las sociedades que han sufrido alguna.

De hecho, la tendencia natural en las sociedades para asumir cambios importantes, ha sido siempre el hacerlo de forma lenta y segura, introduciendo dichos cambios poco a poco en su día a día.

Lo mismo pasa con la revolución que de la Web 2.0 se espera. No va a suponer, ni supondrá, un cambio radical en la forma de hacer las cosas de un día para otro, sino que dicho cambio se asimilará poco a poco.

El Social Media, junto con un sinfín de tecnologías, ideas y evoluciones que de éstas se están produciendo, ha de ser absorbido y adaptado con todo lo que ya existe. De dicha adaptación, coexistencia y convergencia dependerá su éxito y recorrido.

No nos tenemos que olvidar que detrás de toda esa revolución de los Medios Sociales, se encuentran personas, a las que no les gusta lo excesivamente novedoso, o lo que suponga un cambio drástico en sus hábitos o modos de vida.

No se puede hablar de Social Media, si no se integra de una forma natural dentro del conjunto social en cuyo contexto ha de ser utilizado.

Y es que, ¿hay algo más social, que el uso que hace la gente de algo?

http://www.marketingcomunidad.com/